E.E. Cummings


Edward Estlin Cummings

(14 de octubre de 1894 – 3 de septiembre de 1962)

Típicamente abreviado e. e. cummings, fue un poeta, pintor, ensayista y dramaturgo estadounidense. Aunque él no aprobaba la práctica, sus editores frecuentemente escribían su nombre con minúsculas para representar su sintaxis inusual. Cummings es mejor conocido por sus poemas que rompen con toda estructura, incluyendo usos poco ortodoxos de las mayúsculas y la puntuación, en la que los puntos y comas podían incluso llegar a interrumpir oraciones y hasta palabras. Muchos de sus poemas también están escritos sin respeto a los renglones y los párrafos y algunos no parecen tener pies ni cabeza hasta que no son leídos en voz alta.

A pesar del gusto de Cummings por los estilos vanguardistas y la tipografía inusual, una buena parte de su trabajo es tradicional. De hecho muchos de sus poemas son sonetos.

La poesía de Cummings frecuentemente trata los temas del amor y la naturaleza, así como la sátira y la relación del individuo con las masas y el mundo. Publicó más de 900 poemas, dos novelas, muchos ensayos y una gran cantidad de dibujos, bocetos y pinturas. Es considerado una de la voces más importantes de la poesía del Siglo XX.

E. E. Cummings
(1894-1962)

MI DULCE VIEJA ETCÉTERA

Mi dulce vieja etcétera,
tía Lucy, durante la reciente
guerra podía y, lo que
es más, solía decir precisamente
por
qué todo el mundo peleaba;
mi hermana
Isabel creaba cientos
(y
cientos) de escarpines para no
mencionar camisas a prueba de pulgas orejeras,
etcétera, puños, etcétera; mi
madre tenia esperanzas de que
yo muriera, etcétera,
valientemente, por supuesto; mi padre solía
enronquecer hablando de como era
un privilegio, y, ah, si el
pudiera; entretanto, mi
persona etcétera yacía tranquilamente
en el hondo lodo etcétera,
(sonando,
etcétera,
con
tu sonrisa,
ojos, rodillas y tu etcétera).
PUESTA DE SOL

Punzante
oro se enjambra
sobre los campanarios;
plata
canta las letanias, las
grandes campanas repican con rosa;
las lascivas obesas campanas
y un alto
viento
va arrastrando
elmar
con
sueño
—S.

IMPRESIÓN. IV
Las horas levántanse apagando estrellas, y es
el alba;
en la calle del cielo, la luz camina regando poemas;
en la tierra, una candela se
consume la ciudad
despierta
con un canto en su
boca, teniendo la muerte en sus ojos;
y es el alba;
el mundo
sale a matar sueños…
Miro en la calle, donde fuertes
hombres están cavando pan,
y veo las caras brutales de
gente contenta, horrenda, desesperada, cruel, feliz
Y es de día.
En el espejo
veo un frágil
hombre
soñando
sueños,
sueños en el espejo.
Y ya
es el ocaso… en la tierra,
una candela enciéndese,
y ya es de noche;
la gente está en sus casas;
el frágil hombre está en su cama;
la ciudad .
duerme con la muerte en la boca, teniendo un canto en sus
ojos.
Las horas descienden,
encendiendo estrellas…
En la calle del cielo, la noche camina regando poemas.

PARÍS; ESTATARDE DE ABRIL COMPLETAMENTE
PRONUNCIA

Paris; esta tarde de abril completamente pronuncia,
pronuncia sereno, en silencio, una catedral
ante cuya erguida, oblicua, magnifica cara
las calles rejuvenecen con lluvia.
Espirales acres de borroso rosa,
acumulado entre millas de cielo cobalto,
ceden al e inician
del crepúsculo (que grácil desciende,
lindamente), llevando en sus ojos las peligrosas primeras
estrellas.
La gente deambula, ama, apresúrase, en una gentilmente
arribante penumbra, y
ved (la luna nueva,
llena bruscamente de hirviente plata
estas rotas bolsas del cojo y mendicante color) mientras
allá y acá la floja indolente prostituta
noche, disputa
con ciertas casas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s