Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0


1240533_10151845713944819_2063862646_n

Por Fernando Gabriel Gutiérrez

Replanteo del bibliotecario tradicional

En la educación tradicional, el bibliotecario es el encargado de la biblioteca escolar. Esta es el espacio físico donde la información y la lectura complementan el hecho educativo que sucede en las aulas de una institución educativa. Tradicionalmente este bibliotecario es el mediador y promotor de la información y la lectura pero con la llegada de las nuevas tecnologías de la información todo cambió. Los alumnos y profesores realizan sus actividades informativas y de lectura a través de otros soportes, no necesitan ir a la biblioteca, y el recurso es un ordenador conectado a Internet o su dispositivo móvil y ya no más solamente el libro. Y en estas actividades de búsqueda de información en la red, se prescinde de la asistencia de un bibliotecario.

Los bibliotecarios no pueden quedarse realizando las tareas tradicionales con el libro tradicional. El acomodamiento y aplacamiento se expresa en la biblioteca y el bibliotecario anclado en el soporte impreso, cuando la realidad de los usuarios marca que lo digital es parte de sus vidas. El único paradigma que toman como válido es el libro impreso, dejando de lado las experiencias digitales.

Incluso, nos encontramos con el bibliotecario tradicional educativo anclado con la tecnología del siglo pasado también sigue siendo el mismo: cataloga y clasifica materiales impresos en un catálogo automatizado pero no lo pone a disposición de los usuarios, utiliza la computadora para armar fichas bibliográficas, organiza actividades totalmente presenciales, difunde solamente actividades de la biblioteca en entornos digitales, se ancla en su rol de promotor de la lectura de material impreso. Si los bibliotecarios no protagonizan la formación de los usuarios en aprendizaje informacional y digital de los alumnos y docentes, estos seguirán buscando respuesta de la distancia que se produce del mundo digital y las aulas escolares desde sus ordenadores, mientras la biblioteca será un lugar en el olvido de la memoria de la cultura del siglo pasado.

Rediseño del bibliotecario en la educación 2.0

Sin embargo, el ingreso masivo de las tecnologías de la información y la comunicación en las instituciones educativas necesita que el bibliotecario replantee su rol. Y este bibliotecario en la educación 2.0 deberá posicionarse ocupando un rol educativo en el ecosistema digital. En definitiva, la biblioteca es lo que hace el bibliotecario en ella. Para seguir en esta línea, es central su apoyo al docente para que indague y actúe en lo digital para darle un sentido pedagógico e informacional que pueda transmitir a sus alumnos.

Los desafíos que se le plantean al bibliotecario en la educación son:

· Abandonar el modelo tradicional del bibliotecario como “guardia” del “depósito” de libros.

· Construir una identidad digital como bibliotecario y ser un internauta especializado en los espacios ciudadanos en línea

· Posibilidad de desarrollar habilidades digitales para propiciar en los alumnos y docentes la creación de plataformas digitales donde exponer sus entornos de aprendizajes, como vimos anteriormente.

· Promover la construcción una biblioteca en los entornos 2.0, basado en el aprendizaje digital.

Importancia del bibliotecario escolar 2.0

Para cualquier bibliotecario en la educación 2.0 el aprendizaje permanente es su razón de ser para ser competente en desarrollar nuevas funciones o tareas que ocurren en el ciberespacio. Y a la vez, entremezclar su experiencia digital en las instituciones que transcurre. Los bibliotecarios en el entorno digital piensan a la biblioteca como un espacio generador de experiencias de aprendizaje en relación a las múltiples alfabetizaciones con los propios alumnos y profesores como usuarios. El espacio digital de la biblioteca propicia el encuentro con los contenidos especialmente con lo digital.

La importancia aquí reside en que el bibliotecario promueva estos espacios de producción de materiales abiertos en los cuales el profesor pueda interactuar no solamente con los alumnos, sino con los contenidos y reapropiarse de ellos para realizar una nueva versión. Si tenemos en cuenta que son las redes sociales de aprendizaje digital las que nos permiten reapropiarnos de esos contenidos siempre y cuando desarrollemos competencias para abordarlas en los alumnos y profesores desde los espacios de la biblioteca. Lo que hace el bibliotecario ante el profesor y el alumno en estos espacios es central. Por eso también es importante la actitud de un aprendizaje permanente, activo, en cualquier momento y en cualquier lugar, fundado en la colaboración en todo momento y lugar.

3 pensamientos en “Replanteo del bibliotecario tradicional ante la educación 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s