Desapego


18760_1202739629676_1264142029_30479312_5282577_n

Aferrarse es la fuente de todos nuestros problemas. Dado que la impermanencia nos deletrea angustia nos aferramos a las cosas con desesperación, a pesar de que todas las cosas cambian. Estamos aterrados de soltar, aterrados de hecho, de la vida en todo, ya que aprender a vivir es aprender a dejar ir. Y esta es la tragedia y la ironía de nuestra lucha para sostenerla: No sólo es imposible, sino que nos trae el dolor que estamos tratando de evitar. La intención detrás del aferramiento no puede en sí mismo ser mala, no hay nada de malo en el deseo de ser feliz, pero lo que intentamos aferrar es por naturaleza inasible. Los tibetanos dicen que no se puede lavar la misma mano sucia dos veces en el mismo río que corre, y “no importa cuánto usted aprieta un puñado de arena, nunca conseguirá sacar petróleo de él.”

Sogyal Rinpoche.

2 pensamientos en “Desapego

  1. En la película italiana “Mine vaganti” dicen una frase que me gusto, pues tiene lo suyo :” No debemos temer dejar las cosas atrás, porque lo que realmente importa siempre se queda con nosotros, aunque no queramos, al final no dejamos a nada ni a nadie”
    En gran medida el dejar ir nos vacía pero nos permite dar espacio para que entren cosas nuevas,la vida es un cambio constante.
    Tu reflexión me gusto mucho.
    Abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s