Milarepa, Poeta y Santo del Tibet

m-cover

Tal como yo lo entiendo, todos los Dharmas son remedios para las pasiones humanas y los deseos, pero el modo como tú les practicas sólo sirve para aumentar tus pasiones y deseos.

Milarepa

Este reconocido yogui vivió hacia el siglo 11 de nuestra era, nacido en acomodada posición ya que su padre era un rico mercader  del Tibet que le dará  a su hijo el nombre de “Topaga”.

Al morir su padre, Topaga y su madre quedan en condiciones de semi-esclavitud y pobreza, ya que era el hermano de su difunto padre quien había sido encargado para velar por la fortuna que este debía reclamar al alcanzar su mayoría de edad, pasó el tiempo y el día de reclamar los bienes que le correspondían llegó.

Como pudieron organizaron una fiesta para celebrar dicho acontecimiento pero al enterarse los tíos de Topaga de este festejo inmediatamente le negaron su fortuna quedando é y su familia humillados ante la gente que había asistido. La madre presa de la furia y la humillación juró vengarse ante tal afrenta y en secreto mandó a Topaga a estudiar artes ocultas para hacer real su juramento de venganza.

los acontecimientos posteriores le causaron un gran pesar y emprende así el camino a la iluminación, encontrándose con quién sería su maestro y mentor “Marpa Lotsawa” quien gracias a sus múltiples viajes a India traduce y rescata las enseñanzas del Buda en Tibet y crearía la primera gran “Renovación” del budismo en el Tibet.

Topaga se convierte en un ser iluminado y admirado en el Tibet, toma el nombre de “Milarepa” que significa “el de la ropa de algodón” ya que los yoguis para esa época acostumbraban ataviarse con ropas blancas de ese material, uno de sus discípulos “Gampopa” crearía la Escuela Kagyu una de las más antiguas de todo Tibet y con mayor número de adeptos en Occidente.

He aquí pues un filme que resume la primera parte de su vida.

Las Momias del Dr. Knoche

File:Gottfried.png

Gottfried August Knoche (Halberstadt, Alemania, 17 de marzo de 1813 – † Finca Buena Vista, La Guaira, Venezuela, 2 de enero de 1901) fue un médico cirujano alemán, famoso por inventar un líquido embalsamador con el que momificó docenas de cuerpos, incluyendo el propio, en los laboratorios ubicados en la Hacienda Buena Vista, ubicada en el sector Palmar del Picacho de Galipán, en Vargas, Venezuela. Es uno de los personajes más misteriosos y enigmáticos relacionados con la historia de Venezuela a mediados del siglo XIX, específicamente en la región de Galipán perteneciente al Parque Nacional Waraira Repano.

Estudió en la Universidad de Friburgo en 1837, posteriormente, trabajó en el hospital de la misma Universidad. Knoche emigró de Alemania a Venezuela en 1840 para domiciliarse en La Guaira y atender a la población de alemanes establecida en ese entonces en el litoral, donde refundó el “Hospital San Juan de Dios”, en La Guaira entre 1854 y 1856.

Una vez establecido en La Guaira decide traer a vivir a su esposa y las niñas, Josephine y Amalie Weissmann, que más tarde serían sus enfermeras y ayudantes. Ejerce como doctor en esa ciudad y se gana la fama de persona caritativa, al atender a pacientes pobres sin cobrar además de su incansable lucha contra la epidemia de cólera que asoló la región en esos años. En 1845 recibe la revalidación de su título, por parte de la Universidad Central de Venezuela durante el gobierno del general Juan Crisóstomo Falcón.

Amante de la naturaleza, durante sus primeros tiempos en La Guaira solía hacer largas excursiones a caballo hasta las montañas de Galipán. La perspectiva fascinante que ofrece el Litoral desde las alturas del Picacho y su fresco clima debieron ejercer en él fuerte atracción. Quizá fue así como nació su idea de adquirir alguna posesión en los alrededores. No muy lejos existían pequeñas fincas destinadas desde la época colonial al cultivo de café y frutales.

Tuvo una hija de nombre Anna (1840-1879), quien casó con Heinrich Müller (1812-1881) siendo ambos enterrados en el mausoleo familiar, y un hijo llamado Oswaldo Knoche que vino graduado en medicina de Alemania y se residenció en Puerto Cabello. No se conocen mayores detalles de su destino.

También llegó de Alemania el hermano de Knoche, el Sr. Wilhelm, enterrado también en el panteón familiar de cuya vida o actividades se desconoce. La esposa del Dr. Knoche, debido a la soledad que le provocaba vivir en la Hacienda “Buena Vista” decide regresar a Alemania y allí muere en fecha que aún se desconoce.

Knoche y sus momias

Su fascinación y persistencia por evitar el inexorable proceso de descomposición de los cuerpos, le hizo experimentar con cadáveres no reclamados de la Guerra Federal, que subía a caballo desde el hospital San Juan de Dios. Knoche creó un líquido que se inyectaba en el torrente sanguíneo y conservaba al cadáver sin necesidad de extraer sus órganos. Así, el doctor momificó varios cuerpos y los mantuvo en su laboratorio.

Esta obsesión por dotar de una apariencia de vida a los muertos dio pie a una de las anécdotas más populares atribuidas a este enigmático personaje. Los familiares de don Tomás Lander, distinguido hombre público de la Caracas del siglo XIX, fundador junto con Antonio Leocadio Guzmán del periódico “El Venezolano”, conocieron a través de un amigo las virtudes del misterioso líquido embalsamador del Dr. Knoche y solicitaron al médico que momificara el cuerpo de su deudo. Una vez concluido el proceso, con el cuerpo ya vestido y maquillado por sus familiares, sentaron a Lander en un escritorio a la entrada de su casa. Allí estuvo durante 40 años, hasta que el gobierno de Antonio Guzmán Blanco exigió a los descendientes del difunto que enterrasen a la momia. Un presidente de Venezuela, Francisco Linares Alcántara, también fue momificado por el médico alemán. Igualmente, momificó hasta sus perros y los convirtió en guardianes de la entrada del mausoleo.

Para la llegada de su propia muerte, Knoche había previsto que fuese la enfermera Amalie Weismann la encargada de suministrarle el suero momificador, dosis que dejó preparada. Aunque la última sobreviviente de Bella Vista parece haber consultado con el cónsul alemán de la época, Julius Lesse, acerca de redactar un documento en el que constara que su última voluntad era que su cuerpo fuese cremado y las cenizas arrojadas al mar; el mismo doctor Lesse y Carlos Enrique Reverón subieron a Bella Vista, inyectándole la dosis preparada para ella 20 años antes por el mismo Knoche, luego cerraron la puerta del mausoleo y las llaves fueron lanzadas al mar.

La composición exacta de esta sustancia, a base de cloruro de aluminio, nunca fue descubierta.

Knoche fijó su atención de manera preferente en una finca y la adquirió a bajo precio, con el fin de pasar en ella los fines de semana. Finalmente se muda de forma definitiva con el pretexto de que su esposa no soportaba el calor húmedo de la zona costera de La Guaira.

Se dispuso entonces a edificar una casa al estilo de la región alemana Selva Negra, dotada de un gran salón, revestido de madera, con su chimenea y gradería de rústico a la entrada. Casi todo el material fue transportado desde La Guaira a lomo de mulas. Las habitaciones estaban dotadas de amplios ventanales que daban al mar. Personas que tuvieron la suerte o el privilegio de conocer aquella posesión a fines del siglo XIX, elogiaron el buen gusto con que estaba decorada.

Dicha propiedad según Hellmund Straka, la reedificó en el año 1880 y la adquirió por 70.000 Bs, que llamo “Buena Vista” ubicada a 1.015 msnm debido a la excelente vista que se tenía del Litoral central. Allí construyó un pequeño laboratorio para realizar sus experimentos de momificación y a 100 metros de allí, construyó su casa sobre una enorme roca, tal vez por ello el lugar se ha mantenido a salvo de desastres naturales.

El Laboratorio posee una sola entrada y carente de ventanales, aunque se pueden ver conductos que bien podrían haber servido de canales de ventilación. Sus ruinas están en mejor estado que las de la residencia de Knoche. Aunque debido al crecimiento de los arbustos y personas que abren agujeros en las paredes, se ha generado una enorme grieta.

Básicamente la residencia la diseñó Knoche al estilo tradicional de la región alemana Selva Negra. Con sus grandes ventanales, techos de madera, un largo pasillo y techo a dos aguas. Según testimonios de Eduardo Rosswaag en sus visitas a la finca Buena Vista en septiembre de 1923 comenta:

“Tenemos la impresión de que hemos sido sustraídos de un ambiente del trópico para penetrar bruscamente en el célebre Gran Ducado de Baden. Estamos en plena Germania, así lo proclama desde el mueblaje hasta los cuadros que en la tapicería pregonan los episodios épicos más culminantes del antiguo imperio. La anciana se dirige a la pared (refiriéndose a Amalie Weismann) donde cuelga un grabado que representa la entrevista en el campo de Waterloo entre el duque de Wellington y Blucher”
Hoy en día la finca está en ruinas llenas de maleza, enredaderas y arboles. Al dirigirse a la finca el detalle que salta a la vista es un extremo de la pared frontal donde sobresale a como dos metros de altura un detalle arquitectónico formado por un arabesco muy común en aquella época. También se observan detalles de la cocina y a unos pocos metros un interesante orificio en el suelo que indica un lavadero con fondo de mármol. También hay restos de columnas que sostenían barandas de madera que conducen a un desfiladero, como una especie de balcón. Unos deteriorados muros laterales de adobe y piedra que pertenecían a las paredes laterales de la residencia de Knoche.

Según Eduard Rosswagg, quién realizó una excursión en 1961 a Buena Vista, se entrevistó con José Ravelo que vivía allí desde 1954 por compra de hipoteca a Manuel Acevedo Muller, se desconoce si era descendiente de Heinrich Muller, yerno de Knoche, quién a su vez destruyó la casa buscando un “entierro”.

Dentro del mausoleo, dos terceras partes del espacio están ocupadas por los seis sarcófagos de cemento, con un pequeño pasillo para los visitantes. Las dimensiones de dichos nichos son 2.10 x 0.70 x 0.75 metros puestos en fila y cuyas tres cuartas partes de sus dimensiones estaban cubiertas de mármol de 3 cm de espesor y una cuarta parte de vidrio reforzado con malla metálica para que se pudiera ver a través de él a cada una de las momias. También existían antiguamente seis lápidas de mármol que contenían los nombres de la familia Knoche y que fueron destruidas por vándalos y reconstruidas de nuevo, aunque existen varias fotografías antiguas donde se ven dichas inscripciones. El orden que reposan los nichos según indicó Amalie Weismann a Eduardo Rosswaag el 2 de septiembre de 1923:

Anna Knoche de Muller (Hija de Knoche): Geb. d 10 de mayo de 1840; Gest. d 23 de enero de 1879

Wilhelm Knoche (Hermano de Knoche): Geb. d 17 de septiembre de 1817; Gest. 07 de septiembre de 1870

Heinrich Muller (Esposo de Anna): Geb. d 02 de noviembre de 1822; Gest. 07 de abril de 1881

Josephine Weissmann (Enfermera y Hermana de Amalie): Geb. d 29 de junio de 1830

Amalie Weissmann (Enfermera y ayudante de Knoche): Geb. d 2 de febrero de 1838

Gottfried Knoche Geb. d 17 de marzo de 1813; Gest. 02 de enero de 1901

Las abreviaciones Geb. y Gest. significan en alemán: “Nació” y “Murió” respectivamente

Con el paso del tiempo, el lugar ha sido lentamente engullido por la vegetación y por el apetito voraz de vándalos, saqueadores y estudiantes de medicina que —intentando dar con el secreto del líquido momificador y atraídos por el mito de este sombrío mundo— han visitado la finca desde la muerte de Amalie Weismann (1926). Algunas de las paredes exteriores, los marcos de las puertas de la entrada principal, la caballeriza, un tanque, el laboratorio y el horno de la cocina son los últimos vestigios de la misteriosa posesión de El Ávila

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

El aporte de las bibliotecas a la sociedad ¿Por qué son importantes las bibliotecas?

 Imagen007

Las bibliotecas son la libertad. Libertad para leer, la libertad de ideas, la libertad de comunicación. Tienen que ver con la educación (que no es un proceso que termina el día que termina salimos de la escuela o universidad). La biblioteca tiene mucho que ver con el entretenimiento, con los espacios seguros, y muy especialmente con el libre acceso a la información …Una biblioteca es un lugar que es un repositorio de información y la ofrece a todos los ciudadanos con igualdad de acceso a la misma. Eso incluye la información sobre la salud. Y la información de la salud mental. Es un espacio comunitario. Es un lugar seguro, un refugio del mundo. Es un lugar con los bibliotecarios dentro. Que las bibliotecas del futuro serán como algo que ya deberíamos estar imaginando ahora

Estas fueron en síntesis las palabras de Neil Gaiman en Por qué nuestro futuro depende de las bibliotecas, la lectura y el soñar despierto en The Reading Angency Annual Lecture” el pasado 15 de octubre de 2013.

Inspirada en estas palabras de Gaiman y encarando uno de mis encargos en la Junta de Gobierno de IFLA y como Vicepresidenta de EBLIDA he glosado mi primer ThinkEPI. 

1. Las bibliotecas garantizan la libertad de acceso al conocimiento

¿Podemos imaginar acceder sólo a la información que nos permitan las segmentaciones de los mercados, es decir, acceder al conocimiento teniendo que comprar cada libro, artículo o base de datos que necesitamos en nuestro quehacer diario?

Imaginémonos un mundo en el que, a fin de acceder al conocimiento, cada estudiante, cada alumno, cada autor, cada hospital, cada gobierno, cada ciudadano o ciudadana tenga que comprar cada libro, artículo o base de datos que necesite. Imaginémonos un mundo donde la información esté disponible sólo para aquellos que pueden permitirse el lujo de pagar por ella, o a aquellos que están dispuestos a violar la ley.

Casi sin atrevernos demasiado, ya estamos visualizando ese futuro.

Constatamos que los derechos de autor siempre han sido el centro de la construcción de una fuerte economía del conocimiento. Las leyes de copyright aseguran que los creadores y los titulares de derechos estén debidamente protegidos y recompensados por su trabajo, al tiempo que proporcionan el acceso permanente a la información para fines de interés social: educación, innovación y para el desarrollo social. Sin embargo, observamos que aunque protegidos por las leyes, los derechos de autor están también en peligro en esta era digital

1.1. Barreras al conocimiento

Por poner un ejemplo muy gráfico, ¿queremos acaso un futuro en el que todos los alumnos de Brasil tengan que comprar todos los libros de texto que necesitan?

Un estudio realizado por el grupo más grande de consumidores de Brasil, el grupo IDEC(Instituto Brasileiro de Defensa do Consumidor) en 2008, calculó el promedio de los costes de los materiales de lectura necesarios para los estudiantes de Derecho, Ciencias Económicas y Empresariales para el primer año en siete instituciones públicas y privadas en Sao Paulo y Río de Janeiro. De acuerdo con las cifras de IDEC, los costes medios de lectura obligatoria para un estudiante de primer año fueron de 2.578,46 R$ (reales brasileños), en instituciones públicas y 3.907,89 R$ en instituciones privadas; teniendo en cuenta que el salario medio en Brasil en marzo de 2008 era de 415.00 R$  mensuales.

Está claro que para la mayoría de los estudiantes no es factible comprar todos los materiales de lectura requeridos para sus estudios, presentándose esta inviabilidad como una clara barrera al conocimiento.

He aquí una muestra de que las bibliotecas son esenciales y son las verdaderas autopistas al conocimiento. En este caso concreto de Brasil está claro que son las intermediarias para el acceso de los estudiantes a la información y al conocimiento.

Las bibliotecas, más allá de su rol histórico y de su rol más actual en la sociedad de la información, son esenciales por la función social que cumplen en el desarrollo de una sociedad democrática. Y porque las bibliotecas y los archivos también benefician a las personas relacionadas con la propiedad intelectual.  No olvidemos que las bibliotecas también sirven a editores, autores, músicos, artistas, creadores, abogados de propiedad intelectual y otros titulares de derechos. Y que sin acceso a la información a través de bibliotecas, ya sea alojadas en un edificio físico, ya sea a través de un entorno digital, la mayoría no puede crear o acceder a la información o incluso realizar su trabajo. 

2. La problemática de la pérdida del equilibrio de los derechos de autor

Los derechos de autor históricamente están llamados a recompensar a los creadores y titulares de derechos, y al mismo tiempo, a  proporcionar acceso permanente a la información para fines de interés social: para la educación, la innovación y para el desarrollo social.

Sin embargo hoy en día constatamos problemas de relación entre los derechos de autor y las bibliotecas. El equilibrio entre los derechos de autor que garantiza el acceso equitativo a la información, está siendo restringido por medidas técnicas, términos y condiciones de contrato y el aumento de las restricciones o exclusiones legales a los usuarios, en un afán de aumento de protección para los titulares de derechos.

En este entorno digital actual vemos como a la biblioteca se le priva el poder desarrollar sus funciones con normalidad, se le impide prestar contenido digital, la preservación de sus contenidos digitales, e incluso adquirir contenido digital para alcanzar los objetivos marcados en su política de desarrollo de su colección. 

2.1. Obstáculos al préstamo de contenidos digitales

Es paradójico que la característica principal del entorno digital, la de facilitar el acceso por medios tecnológicos, sea precisamente la que se vea restringida en las bibliotecas por un incremento de celo de los guardianes de derechos de autor y de las industrias de contenidos. ¿Qué significa esto para la comunidad bibliotecaria? ¿Significa acaso el principio del fin de las bibliotecas?

Bibliotecas y archivos están encarando un futuro en el que no se ven capaces de prestar contenidos digitales a cualquiera que lo necesite. En parte debido a los términos contractuales y las condiciones o medidas tecnológicas que previenen el préstamo de una obra realizado por una biblioteca.

El préstamo es uno de los aspectos fundamentales del papel que debe desarrollar la biblioteca: proporcionar una fuente segura y legal de libre acceso a la información.

¡ALERTA! sin este servicio protegido por las leyes de derechos de autor, nos encontramos ante un futuro en el que la información a la que podremos acceder será solo aquella que podamos pagar. Y esto nunca ha sido el propósito de la ley de derechos de autor. Por lo tanto, más aún a nuestro favor para asegurar un servicio de préstamo protegido por las leyes de derechos de autor. 

2.2. Obstáculos a la preservación digital. Agujero negro digital

Las bibliotecas y archivos también están haciendo frente a un futuro en el que no se sea capaz de preservar el contenido digital, bien porque las leyes de derechos de autor se refieren específicamente a las obras impresas o en términos y condiciones del contrato impiden el acceso a largo plazo, bien porque la conservación es imposible debido a las medidas tecnológicas. Esto significa que las bibliotecas y los archivos no pueden preservar adecuadamente y facilitar el acceso a un registro de nuestro patrimonio cultural digital: revistas en línea, noticias, libros electrónicos y periódicos digitales, videos en línea, grabaciones sonoras, contenido generado por los usuarios, etc.

En consecuencia nos hallamos ante un agujero negro digital en el acceso a la cultura y al acervo histórico patrimonial del siglo XXI. 

2.3. Obstáculos en el desarrollo de la colección

El circuito del libro establecido durante siglos entre los autores, editores, distribuidores, libreros y bibliotecas está sufriendo una transformación radical. La incertidumbre es general. La fascinación que sentimos ante las nuevas posibilidades tecnológicas nos impide ver a veces que hay dos factores determinantes para la evolución de las colecciones de las bibliotecas, uno es el económico y el otro es el legal.

Los libros electrónicos están pujando la oferta y la demanda de un mercado cada vez más creciente. La biblioteca, además de la edición impresa, deberá ofrecer el mismo título en forma digital para responder a la demanda de su diversidad de usuarios, juntándose todo ello con la disminución de presupuestos generalizada. Pero aún es más grave la situación jurídica incierta ante el hecho de que algunos editores se niegan a vender licencias de libros electrónicos a las bibliotecas, lo que plantea un serio problema ya que estas no pueden adquirir los contenidos digitales que establecen sus políticas de desarrollo de su colección.

EBLIDA  (The European Bureau of Library, Information and Documentation Associations) ha puesto en marcha la campaña  The Right to e-ReadLegalize it!  – ¡Marco legal ya!, que es la traducción que va a utilizar España a propuesta de FESABID.

Los ciudadanos europeos tienen derecho a leer en formato electrónico. Por lo tanto, debe ser posible que las bibliotecas ofrezcan legalmente a sus usuarios el acceso a todos los libros electrónicos disponibles en el mercado.

El objetivo de EBLIDA es concienciar a nivel europeo sobre estos obstáculos a los que se enfrentan las bibliotecas en el entorno digital. Por lo que el objetivo de esta campaña es evidenciar ante políticos, bibliotecarios y público en general las dificultades a las que se está afrontando la biblioteca para cumplir con su esencia, de su misión. Evidenciar que la provisión de libros electrónicos en las bibliotecas de toda Europa forma parte importante de esta misión. 

3. Falta de mínimos legales globales ¿Qué impacto está teniendo esto en las leyes nacionales de bibliotecas y archivos?

Como consecuencia de la falta de mínimos legales globales, las bibliotecas y los archivos de todo el mundo están trabajando bajo un mosaico de disposiciones que son diferentes de un país a otro. A veces, estas disposiciones pueden tener un impacto real perjudicando la transferencia de información a través de las fronteras, como podemos ver en los siguientes ejemplos:

– Una biblioteca en Canadá que busca prestar una obra de una biblioteca de los EEUU que no está disponible en Canadá y mediante el préstamo internacional lo consigue.

– A una biblioteca en Chile su regulación le impide comprar para sus lectores algunas de las novedades de fuera de Chile hasta que hayan transcurridos 3 meses, mientras que una biblioteca en México puede ofrecer la novedad a su colección de inmediato.

En un entorno digital sin fronteras físicas con un potencial de alcance global, la falta de mínimos legales globales nos lleva a la falta de mínimos legales locales y así sucesivamente. 

4. IFLA busca un tratado internacional sobre E&L: TLIB

Uno de los objetivos específicos de IFLA es el de restablecer equilibrio entre derechos de autor y las excepciones y limitaciones para garantizar la función publica de las bibliotecas mediante un tratado sobre E&L (excepciones y limitaciones) para las bibliotecas y que reconozca los intereses legítimos de todas las partes.

El Tratado TLIB busca el equilibrio que dé seguridad jurídica a los autores, bibliotecas y usuarios, para seguir un círculo virtuoso de creación difusión y preservación.

Para conseguirlo IFLA está trabajando en el marco de su Iniciativa Clave 1ª  – dedicada al programa de contenidos digitales: proporcionando acceso a los contenidos y recursos digitales para los usuarios de la biblioteca – concretamente dentro de su primera actividad enfocada a las excepciones y limitaciones para las bibliotecas y archivos.  IFLA trabaja en colaboración con otras organizaciones para construir una base legal, técnica y profesional que permita a las bibliotecas desempeñar un papel importante en la recopilación y la conservación de contenidos, y en ofrecer acceso a todo tipo de materiales físicos y también digitales en este entorno digital que está en continua evolución.

Las excepciones y limitaciones son fundamentales para garantizar el acceso al conocimiento, y por lo tanto, para el desarrollo humano y social. Las bibliotecas son unas de las instituciones culturales y científicas primarias que proporcionan información de interés público, y se basan en el equilibrio entre las excepciones de derecho de autor y limitaciones (E&L) para cumplir con sus misiones.

Las excepciones de derechos de autor garantizan la capacidad de las bibliotecas para llevar a cabo la conservación, el préstamo, la provisión de documentos y el préstamo ínter bibliotecario, entre otras actividades básicas de la biblioteca.

Con este fin, una actividad clave para IFLA es el compromiso con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) (WIPO, por sus siglas en inglés), en especial con su Comité Permanente de Derechos de Autor y Derechos Relacionados (SCCR) y sus 184 estados miembro en la reflexión  para lograr el TLIB, un tratado sobre excepciones y limitaciones para las bibliotecas y archivos.

Además de otras reuniones importantes en las que ha participado IFLA con algunos de los países miembros de OMPI, hay que destacar la 26ª reunión del Comité Permanente de Derecho de Autor y derechos conexos (SCCR26) celebrada en Ginebra 16-20 de diciembre de 2013. Las conclusiones del SCCR 26, tras cinco días de debates sobre la protección que establece el derecho de autor en la difusión de contenidos, las excepciones y limitaciones legales para las bibliotecas y archivos, así como para la educación, levantan otra alerta digna de un llamamiento mundial a archiveros y bibliotecarios.

4.1. La negativa de la Unión Europea, los países del Centro y Este de Europa, y de los estados del Báltico a abordar las E&L  

La gran decepción de la reunión del  SCCR26 ha sido la firme oposición de la Unión Europea, los países del Centro y Este de Europa, y de los estados del Báltico del Comité SCCR, en analizar en profundidad las excepciones y limitaciones que conciernen a las bibliotecas y los archivos y menos aún, considerar la posibilidad de contar con un instrumento que atienda y cubra estos ámbitos. Por otro lado, los principales partidarios de alcanzar un instrumento jurídico vinculante sobre las excepciones del derecho de autor a favor de las bibliotecas y los archivos fueron los estados miembros de América Latina y el Caribe, y África.

SCCR/26/3

Reconociendo la importancia de atender las excepciones y limitaciones del derecho de autor para bibliotecas y archivos, los grupos de América Latina y Caribe y de África apoyaron reunirse para discutir E&L entre las sesiones 27ª y 28ª durante este año 2014. Y los representantes de Argelia, Brasil, Ecuador, Egipto, India, Trinidad y Tobago y Venezuela trabajaron firmemente para asegurar que las excepciones en beneficio de bibliotecas y archivos, y con fines educativos, se mantuvieran firmes dentro de la agenda para su discusión en las reuniones de SCCR en 2014. Propuesta que fue también apoyada por Sudáfrica, India y Brasil a fin de continuar trabajando para presentar recomendaciones sobre L&E en favor de bibliotecas y archivos en el marco de la Asamblea General de la 28ª sesión del SCCR en julio de 2014. Incluso los representantes de Estados Unidos de América también expresaron su apoyo de incluir el tema de concesión de licencias en futuras reuniones de SCCR.


5. 2014, año decisivo

Aunque la Comisión Europea convocó a presentar opiniones de índole regional sobre adecuaciones para las excepciones del derecho de autor en el entorno digital, la Unión Europea ya fijó su postura: únicamente se admitirán soluciones que consideren la concesión de licencias.

IFLA ya ha manifestado su decepción ante el resultado del SCCR26 y estamos trabajando con las comunidades regionales para producir información específica y eficaz que ayude a las negociaciones y defiendan la causa a niveles nacionales.

Las bibliotecas y los archivos en Europa debemos trabajar para impulsar una decisión más flexible de la UE ante la OMPI.

La llamada de IFLA a los países miembros de OMPI para alcanzar un tratado de excepciones y limitaciones para bibliotecas y archivos es el marco de nuestras necesidades. Debemos trabajar a nivel nacional para sensibilizar a nuestros representantes estatales de derechos a la propiedad intelectual sobre la necesidad de E&L para bibliotecas y archivos.

La Declaración de IFLA sobre excepciones y limitaciones de Derecho de Autor para Bibliotecas y Archivos, elaborada durante la reunión SCCR26 y la Declaración conjunta de IFLA con EIFL, InnovarteFundación Karisma, SAA, ICA y CLA¿Por qué la Sociedad Contemporánea necesita un instrumento de OMPI dirigido a Bibliotecas y Archivos? amplían la información sobre esta llamada a un diálogo profundo y honesto entre todos los que debemos forjar el futuro de las bibliotecas.

Y, desde mi punto de vista, si es esta la postura de la Unión Europea en este ámbito tan sensible al acceso democrático a los contenidos digitales en las bibliotecas y archivos, la necesidad de una nueva directiva sobre la ley de propiedad intelectual en la Comisión Europea no parece que vaya a abrir nuevos horizontes para las instituciones de interés público como lo son las bibliotecas que necesitan protección en el ámbito de derechos de autor.

Bibliotecarios y especialistas de la información, hemos constatado y pedido una reforma de derechos de autor en el ámbito europeo. Ya que no podemos continuar trabajando con reglas creadas antes de la era de Internet, basadas en el Convenio de Berna. Aunque 500 millones de habitantes podrían participar en la revisión de la ley de copyright de la UE, seguramente únicamente las organizaciones del sector de contenidos son las que dedicaran su tiempo a realizar observaciones. A los bibliotecarios nos atañe directamente.

La consulta sobre la revisión de la normativa de derecho de autor de la UE está abierta en la Comisión Europea hasta el 5 de febrero de 2014. Para participar, tanto IFLA como EBLIDA, así como también LIBER, recomiendan utilizar la plataforma colaborativa YOU CAN creada por una amplia muestra representativa de los grupos de interés de toda Europa, de titulares de derechos, organizaciones no gubernamentales de interés público y grandes representantes de los consumidores.

La misión esencial de las bibliotecas del mundo debe verse fortalecida en la sociedad de la información y de la comunicación. Los bibliotecarios tenemos que saber asegurar la sociedad digital, debemos llamar a la reflexión para reaccionar estando a la altura de este gran momento de la historia de la humanidad, un momento apasionante pero no exento de complejidad.

GLÒRIA PÉREZ-SALMERÓN

Vicepresidenta de EBLIDA y miembro de la Junta de Gobierno de IFLA

Fuente: EBLIDA

Silvio Rodríguez

Silvio_Rodriguez_2011

Silvio Rodríguez Domínguez (San Antonio de los Baños, 29 de noviembre de 1946) es un cantautor, guitarrista y poeta cubano, exponente característico de la música de su país surgida con la Revolución cubana, conocida como la Nueva Trova Cubana, que comparte con otros reconocidos cantautores tales como Pablo Milanés, Noel Nicola y Vicente Feliú.

Su infancia se desarrolló durante la transición del gobierno de Fulgencio Batista y el inicio de la Revolución cubana, colaborando para esta última desde sus inicios como educador, dibujante, escritor, compositor, militar y político. Comenzó su carrera musical ejerciendo como conductor de televisión, para luego integrarse al Grupo de Experimentación Sonora dirigido por Leo Brouwer, y finalmente consolidándose como solista.

Con más de cuatro décadas de carrera musical, ha escrito al menos quinientas cuarenta y ocho canciones y publicado una veintena de álbumes, siendo uno de los cantautores de mayor trascendencia internacional del habla hispana. Acabando el siglo XX, fue elegido en su país junto a Ernesto Lecuona como el mejor compositor cubano del siglo, mientras que a nivel internacional fue galardonado, junto a Joan Manuel Serrat, como el mejor cantautor hispanoamericano de la segunda mitad de siglo y en 1997 como Artista Unesco por la Paz. En el siglo XXI, por su parte, recibió el premio ALBA de 2010, además de recibir el grado de doctor Honoris Causa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos del Perú, la Universidad Veracruzana de México y la Universidad Nacional de Córdoba de Argentina.

De acuerdo con diversos ranking musicales, entre los discos más relevantes del cantautor pueden mencionarse algunos de los primeros, tales como Al final de este viaje (1978), Unicornio (1982), Mujeres (1978), Días y flores (1975) y Rabo de nube (1980).

Amiri Baraka

Baraka

Amiri Baraka cuyo verdadero nombre era Everett LeRoi Jones (Newark, 7 de octubre de 1934 − 9 de enero de 2014)

Fue un poeta, escritor y crítico musical estadounidense. Se licenció en inglés en la Universidad Howard y fue profesor en las universidades de Yale, Columbia y Nueva York. Escritor, poeta, ensayista, dramaturgo y músico, publicó numerosos libros de poesía, ensayos, relatos y discos. Fundó en 1964, la Black Arts Repertory Theatre/School (BART/S).

A la muerte de Malcolm X, acaecida en 1965, se convirtió a la Nación del Islam, se separó de su primera esposa y se trasladó a Harlem. En 1967 cambió su nombre por el de Imamu Amear Baraka, cambiado más tarde por el de Amiri Baraka. Ese mismo año se casa con la poetisa afroamericana Sylvia Robinson (Amina Baraka), con la que tuvo cinco hijos. Fue líder de la organización musulmana Kawaida hasta que ésta pasó a ser marxista, en los años 1960.

                                        Si Elvis era el rey,

                                        ¿quién es James Brown?

                                                                                ¿Dios?

                                                                                                          Amiri Baraka.

Su primer libro de poesía, “Preface to a Twenty-Volume Suicide Note” (Prefacio a una nota de suicidio en veinte volúmenes), se publicó en 1961. Fue autor de numerosos ensayos de crítica musical, como “Blues People”. Junto a su esposa Amina Baraka publica en 2003, “The Essence of Reparations”, una antología de ensayos sobre temas como el colonialismo, la opresión nacional y el racismo.

Sus obras:

Preface to a Twenty-Volume Suicide Note (1961)

Blues People (1963)

Dutchman and the Slave (1963)

Selected Poetry of Amiri Baraka/LeRoi Jones (1979)

The Music (1987)

The Essence of Reparations (2003)

Ezra Pound

Imagen

Poeta, ensayista, músico y crítico estadounidense perteneciente a la Lost Generation —«Generación perdida»— que predicó fogosamente el rescate de la poesía antigua para ponerla al servicio de una concepción moderna, conceptual y al mismo tiempo fragmentaria.

Su obra monumental, los Cantos, o Cantares, le llevaron gran parte de su vida. El crítico Hugh Kenner dijo tras encontrarse con Pound: «He tomado de repente conciencia de que estaba en el centro del modernismo».

Pound fue un ferviente seguidor de Benito Mussolini y fue criticado por su antisemitismo. Su compromiso con Mussolini le significó ser condenado en 1945.

La poesía de Pound cita y hace referencias a Homero, Confucio y Dante; aborda las mitologías y teorías económicas, así como muchos hechos históricos, e incluye palabras en griego y latín e ideogramas chinos, en un descomunal intento de construir una visión caleidoscópica de la historia y la cultura.

Sus escritos ensayísticos, agrupados en El ABC de la lectura y en Cómo leer, entre otros, son elegantes y contundentes, crudos y ásperos, sutiles y dialécticos, pero nunca interrogativos. Abogó con ímpetu de propagandista por una poesía «pegada al hueso», es decir, libre de adornos, a los que llamaba «fiorituras», en un símil con la música. Estableció un itinerario de lecturas para quien quisiera comprender la poesía, a la que consideraba un arte en progreso. La lista de sus preferencias excluye notoriamente a Shakespeare, al barroco español y al romanticismo. Esta arbitrariedad tiene que ver, sin embargo, con su concepción acerca de cuál era el objetivo hacia el que la poesía marchaba a través de los siglos. Su idea de la fioritura parece incluir que esa forma corresponde a la efusión sentimental desmedida, a la que también rechazaba.

Debido a sus opiniones políticas, Pound fue muy criticado en la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, es casi imposible olvidar el papel central que desempeñó en la revolución poética de su tiempo: fue uno de los primeros poetas en emplear con éxito el verso libre en composiciones extensas. The Cantos sirvió como piedra de toque para Allen Ginsberg y el resto de la Generación Beat.

Hay críticos que consideran que casi cualquier poeta experimental inglés de comienzos de siglo está en deuda con Pound.

Como crítico, redactor o promotor ayudó a Yeats, Eliot, Joyce, Wyndham Lewis, Robert Fost, William Carlos Williams, H.D., Marianne Moore, Ernest Hemingway, D. H. Lawrence, Louis Zukofsky, Basil Bunting, George Oppen, Charles Olson, entre otros.

Como traductor, aunque su conocimiento de las lenguas es discutible, Pound hizo mucho para llevar la poesía provenzal y china al público de habla inglesa. También tradujo, defendió y consiguió que se mantuvieran vivas —al menos para los poetas— las obras clásicas griegas, latinas y anglosajonas.

En España es muy perceptible su huella en no pocos novísimos y en buena parte de los poetas posteriores a ellos.

                   Sabiduría antigua, algo cósmica
                        So-Shu soñó,
                        Y habiendo soñado que era un pájaro, una abeja y una mariposa,
                       Quedó incierto de por qué debía tratar de sentirse otra cosa,
                       De ahí su contento.

 

Ts’ai Ch’ih.
Los pétalos caen en la fuente,
Los anaranjados pétalos de rosa,
Su ocre se pega a la piedra.

 Alba

Fresca cómo los pálidos pétalos húmedos
Del lirio del valle
Duerme a mi lado en la alborada.

Epigrama
Ah, sí, cantos míos, resucitemos
El excelente vocablo Rusticus
Para aplicarlo con todo su oprobio
A quienes se aplica.

María Magdalena

Imagen

María Magdalena (en hebreo: מרים המגדלית; en griego antiguo: Μαρία ἡ Μαγδαληνή) es mencionada, tanto en el Nuevo Testamento canónico como en varios evangelios apócrifos, como una distinguida discípula de Jesús de Nazaret. Es considerada santa por la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa y la Comunión Anglicana, que celebran su festividad el 22 de julio. Reviste una especial importancia para las corrientes gnósticas del cristianismo. Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia: Magdala, localidad situada en la costa occidental de lago de Tiberíades.

María Magdalena en el Nuevo Testamento

La información sobre María Magdalena en los evangelios canónicos es escasa. Es citada en relación con cuatro hechos diferentes:

De acuerdo con el evangelio de Lucas, María Magdalena alojó y proveyó materialmente a Jesús y sus discípulos durante su predicación en Galilea. Se añade que anteriormente había sido curada por Jesús: «Le acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido curadas de enfermedades y espíritus malignos: María, llamada Magdalena, de la cual habían salido siete demonios […]»

Identificación con otros personajes

Los citados son los únicos pasajes de los evangelios canónicos en los que se nombra a María de Magdala. La tradición cristiana occidental (católica), sin embargo, aunque sin apoyarse en evidencias textuales de ningún tipo, ha identificado con María Magdalena a otros personajes citados en el Nuevo Testamento:

La mujer adúltera a la que Jesús salva de la lapidación, en un episodio que sólo relata el evangelio de Juan.

La mujer que unge con perfumes los pies de Jesús y los enjuga con sus cabellos antes de su llegada a Jerusalén según los evangelios sinópticos, cuyo nombre no se menciona. Según Marcos y Mateo, sin embargo, la unción tuvo lugar en Betania, «en casa de Simón el leproso», lo que ha llevado a identificar a esta mujer a su vez con María de Betania.

María de Betania, hermana de Lázaro, a la que se atribuye en el evangelio de Juan la iniciativa antes mencionada y que aparece en otros conocidos pasajes del cuarto evangelio, como la resurrección de Lázaro. Se identifica también con la María del episodio de la disputa entre Marta y María.

La identidad de María Magdalena como María de Betania y «la mujer quien fue una pecadora» fue establecida en un sermón que el papa San Gregorio I dio en el año 591, en el cual dijo: «Ella, la cual Lucas llama la mujer pecadora, la cual José llama María [de Betania], nosotros creemos que es María, de quien siete demonios fueron expulsados, según Marcos».

Difundida por los teólogos de los siglos III y IV, esta teoría gozó de mucha popularidad en el siglo XIX y constituyó un tema frecuente en la iconografía cristiana occidental.

De acuerdo con los evangelios de Marcos, Mateo y Juan, estuvo presente durante la crucifixión de Jesús.

En compañía de otras mujeres, fue la primera testigo de la resurrección, según una tradición en la que concuerdan los cuatro evangelios. Después comunicó la noticia a Pedro y a los demás apóstoles.

Según un relato que sólo aparece en el evangelio de Juan, fue testigo de una aparición de Jesús resucitado.

María Magdalena en los evangelios apócrifos

El evangelio de Pedro sólo menciona a María Magdalena en su papel de testigo de la resurrección de Jesús:

A la mañana del domingo, María la de Magdala, discípula del Señor -atemorizada a causa de los judíos, pues estaban rabiosos de ira, no había hecho en el sepulcro del Señor lo que solían hacer las mujeres por sus muertos queridos-, tomó a sus amigas consigo y vino al sepulcro en que había sido depositado.

En al menos dos de los textos gnósticos coptos encontrados en Nag Hammadi, el evangelio de Tomás y el evangelio de Felipe, María Magdalena aparece mencionada como discípula cercana de Jesús, en una relación tan cercana como la de los apóstoles. En el evangelio de Tomás hay dos menciones de Mariham (logia 21 y 114), que, según los estudiosos, hacen referencia a María Magdalena. La segunda mención forma parte de un pasaje enigmático que ha sido objeto de muy variadas interpretaciones:

Simón Pedro les dijo: «¡Que se aleje Mariham de nosotros!, pues las mujeres no son dignas de la vida». Dijo Jesús: «Mira, yo me encargaré de hacerla macho, de manera que también ella se convierta en un espíritu viviente, idéntico a vosotros los hombres: pues toda mujer que se haga varón, entrará en el reino del cielo»..

En el evangelio de Felipe (log. 32) es considerada la compañera (κοινωνος) de Jesús:

Tres (eran las que) caminaban continuamente con el Señor: su madre María, la hermana de ésta y Magdalena, a quien se designa como su compañera [κοινωνος]. María es, en efecto, su hermana, su madre y su compañera..

No todos los estudiosos, sin embargo, están de acuerdo en que los evangelios de Tomás y de Felipe se refieran a María Magdalena. Para Stephen J. Shoemaker se trataría más bien de una referencia a la madre de Jesús.

Por último, otra importante referencia al personaje se encuentra en el evangelio de María Magdalena, texto del que se conservan sólo dos fragmentos griegos del siglo III y otro, más extenso, en copto, del siglo V. En el texto, tres apóstoles discuten acerca del testimonio de María Magdalena sobre Jesús. Andrés y Pedro desconfían de su testimonio, y es Leví (el apóstol Mateo) quien defiende a María.

Leyendas posteriores

Según la tradición ortodoxa, María Magdalena se retiró a Éfeso con la Virgen María y el apóstol Juan, y murió allí. En 886 sus reliquias fueron trasladadas a Constantinopla, donde se conservan en la actualidad. Gregorio de Tours (De miraculis, I, xxx) corrobora la tradición de que se retiró a Éfeso, y no menciona ninguna relación con Francia.

Más adelante, sin embargo, surgió en el mundo católico una tradición diferente, según la cual María Magdalena (identificada aquí con María de Betania), su hermano Lázaro y Maximino, uno de los setenta y dos discípulos, así como algunos compañeros, viajaron en barca por el Mar Mediterráneo huyendo de las persecuciones en Tierra Santa y desembarcaron finalmente en el lugar llamado Saintes Maries de la Mer, cerca de Arlés. Posteriormente, María Magdalena viajó hasta Marsella, desde donde emprendió, supuestamente, la evangelización de Provenza, para después retirarse a una cueva -La Sainte-Baume- en las cercanías de Marsella, donde habría llevado una vida de penitencia durante 30 años. Según esta leyenda, cuando llegó la hora de su muerte fue llevada por los ángeles a Aix-en-Provence, al oratorio de San Maximino, donde recibió el viático. Su cuerpo fue sepultado en un oratorio construido por Maximino en Villa Lata, conocido desde entonces como St. Maximin.

Magdalena penitente

Mientras que el cristianismo oriental honra especialmente a María Magdalena por su cercanía a Jesús, considerándola “igual a los apóstoles”, en Occidente se desarrolló, basándose en su identificación con otras mujeres de los evangelios (véase más arriba) la idea de que antes de conocer a Jesús, había sido muy pecadora y de ahí viene el suponer, aunque la Iglesia Católica no lo afirme, que se haya dedicado a la prostitución.

Esta idea nace, en primer lugar, de la identificación de María con la pecadora  de quien se dice únicamente que era pecadora y que amó mucho; en segundo lugar, de la referencia en22 donde se dice, esta vez refiriéndose claramente a María Magdalena, que de ella «habían salido siete demonios». Como puede verse, nada en estos pasajes evangélicos permite concluir que María Magdalena se dedicase a la prostitución.

No se sabe con exactitud cuándo comenzó a identificarse a María Magdalena con María de Betania y la mujer que entró en la casa de Simón el fariseo, pero ya en una homilía del papa Gregorio Magno (muerto en 591) se expresa inequívocamente la identidad de estas tres mujeres, y se muestra a María Magdalena como prostituta arrepentida. Por eso la leyenda posterior hace que pase el resto de su vida en una cueva en el desierto, haciendo penitencia y mortificando su carne, y son frecuentes en el arte occidental las representaciones de la «Magdalena penitente».

La imagen de María Magdalena como penitente también puede ser confundida gracias a la tradición de María Egipcíaca, santa del siglo V, quien según La vida de los Santos de Jacobo de la Vorágine, se había dedicado a la prostitución y se retiró al desierto a expiar sus culpas. Es común ver representaciones de María Egipcíaca, con los cabellos largos que cubren su cuerpo o envuelta con carrizos, símbolos de su penitencia en el desierto. Estos atributos en ocasiones acompañan a la Magdalena, creando a veces la confusión de ambas santas.

En la tradición católica, por tanto, María Magdalena pasó a ser un personaje secundario, a pesar de su indudable importancia en la tradición evangélica. El relegamiento que sufrió María Magdalena ha sido relacionado por algunos autores con la situación subordinada de la mujer en la Iglesia. A esta opinión oponen algunos teólogos católicos la especial consideración que guarda la Iglesia para con Santa María, madre de Jesús, venerada con hiperdulía, en tanto que los apóstoles y los otros santos son venerados con dulía.

En 1969, el papa Pablo VI retiró del calendario litúrgico el apelativo de «penitente» adjudicado tradicionalmente a María Magdalena asimismo, desde esa fecha dejaron de emplearse en la liturgia de la festividad de María Magdalena la lectura del evangelio de Lucas acerca de la mujer pecadora. Desde entonces, la Iglesia Católica ha dejado de considerar a María Magdalena una prostituta arrepentida. Sin embargo, esta visión continúa siendo la predominante para muchos católicos.

Esposa de Jesús

Algunos autores recientes han puesto en circulación una hipótesis según la cual María Magdalena habría sido la esposa, o la compañera sentimental, de Jesús de Nazaret, además de la depositaria de una tradición cristiana de signo feminista que habría sido cuidadosamente ocultada por la Iglesia Católica.

Estas ideas fueron desarrolladas primero en algunos libros de pseudohistoria, como El enigma sagrado («The Holy Blood and the Holy Grail», 1982), de Michael Baigent, Richard Leigh, Henry Lincoln; y La revelación de los templarios («The Templar Revelation», 1997), de Lynn Picknett y Clive Princey. En estos libros se mencionaba además una hipotética dinastía fruto de la unión entre Jesús de Nazaret y María Magdalena. Posteriormente estas ideas han sido aprovechadas por varios autores de ficción como Peter Berling (Los hijos del Grial, ) y Dan Brown (El código Da Vinci, 2003), entre muchos otros.

No existe ningún pasaje ni en los evangelios canónicos ni en los apócrifos que permita afirmar que María de Magdala fue la esposa de Jesús de Nazaret.

Para la mayoría de los estudiosos del Jesús histórico es una posibilidad que ni siquiera merece ser tomada en serio. Los partidarios de esta idea, sin embargo, se apoyan en tres argumentos:

1. En varios textos gnósticos, como el evangelio de Felipe, se muestra que Jesús tenía con María Magdalena una relación de mayor cercanía que con el resto de sus discípulos, incluidos los apóstoles. En concreto, el evangelio de Felipe habla de María Magdalena como «compañera» de Jesús y menciona que éste la besaba en la boca.

2. En los evangelios canónicos María Magdalena es (excluida la madre de Jesús) la mujer que más veces aparece, y es presentada además como seguidora cercana de Jesús. Su presencia en los momentos cruciales de la muerte y resurrección de Jesús puede sugerir que estaba ligada a él por lazos conyugales.

3. Otro argumento que esgrimen los defensores de la teoría del matrimonio entre Jesús y María Magdalena es que en la Palestina de la época era raro que un varón judío de la edad de Jesús (unos treinta años) permaneciese soltero, especialmente si se dedicaba a enseñar como rabino, ya que eso hubiese ido en contra del mandamiento divino «Creced y multiplicaos». No obstante, el judaísmo que profesó Jesús era muy distinto del actual, y el papel del rabino no estaba todavía bien definido. Sólo después de la destrucción del Segundo Templo, en el papel del rabino quedó establecido con claridad en las comunidades judías. Antes de Jesús, está atestiguada la existencia de maestros religiosos solteros, por ejemplo en los círculos esenios.

También Juan el Bautista fue soltero, según todos los indicios. Más adelante, algunos primeros cristianos, como Pablo de Tarso, serían también predicadores célibes. (Aunque en la carta a Filemón, Pablo habla de su hijo Onésimo.)

Autora del Cuarto Evangelio

Ramón K. Jusino ha propuesto la teoría de que María Magdalena pudo ser el «discípulo a quien amaba Jesús» que se presenta como autor del evangelio de Juan  y que es tradicionalmente identificado con el apóstol Juan.

Jusino se basa en el hecho de que en varios textos apócrifos, como los citados más arriba, se dice que hubo una relación de especial cercanía entre Jesús y María Magdalena.

Según Jusino, que se basa para su teoría en un libro del prestigioso erudito bíblico Raymond E. Brown, el evangelio recogería la tradición de una comunidad, que Brown denominó juánica, que se remontaría al testimonio de María Magdalena como testigo ocular de Jesús. Esta teoría no cuenta con la aceptación de la mayor parte de los historiadores e investigadores bíblicos.

Johann Sebastian Bach

Imagen

500px-Johann_Sebastian_Bach_signature.svg

Johann Sebastian Bach (Eisenach, Turingia, 31 de marzo de 1685 – Leipzig, 28 de julio de 1750)

Fué un compositor, organista, clavecinista, violinista, violista, maestro de capilla y cantor alemán de música del Barroco, el miembro más importante de una de las familias de músicos más destacadas de la historia, con más de 35 compositores famosos y muchos intérpretes destacados.

Su reputación como organista y clavecinista era legendaria, con fama en toda Europa por su gran técnica y capacidad de improvisar música al teclado. Aparte del órgano y del clavecín, también tocaba el violín y la viola de gamba.

Su fecunda obra es considerada como la cumbre de la música barroca; destaca en ella su profundidad intelectual, su perfección técnica y su belleza artística, además de la síntesis de los diversos estilos internacionales de su época y del pasado y su incomparable extensión. Bach es considerado el último gran maestro del arte del contrapunto, donde es la fuente de inspiración e influencia para posteriores compositores y músicos desde Wolfgang Amadeus Mozart pasando por Arnold Schönberg, hasta nuestros días.

Sus obras más importantes están entre las más destacadas de la música clásica europea y de la música universal. Entre ellas se encuentran los Conciertos de Brandeburgo, El clave bien temperado, la Misa en si menor, la Pasión según san Mateo, El arte de la fuga, Ofrenda musical, las Variaciones Goldberg, la Tocata y fuga en re menor, varios ciclos de cantatas, el Concierto italiano, la Obertura francesa, las Suites para violonchelo solo, las Sonatas y partitas para violín solo y las Suites para orquesta.

Antonio Vivaldi (Il Prete Rosso)

128px-Antonio_Vivaldi_signature.svg

Antonio Lucio Vivaldi (Venecia, 4 de marzo de 1678 – Viena, 28 de julio de 1741), más conocido como Antonio Vivaldi, fue un compositor y músico italiano del Barroco. Se trata de una de las figuras más relevantes de la historia de la música. Su maestría se refleja en haber cimentado el género del concierto, el más importante de su época.

Era apodado Il prete rosso (“El cura rojo”) por ser sacerdote (católico) y pelirrojo. Compuso unas 770 obras, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y 46 óperas. Es especialmente conocido, a nivel popular, por ser el autor de la serie de conciertos para violín y orquesta Las cuatro estaciones. Esta obra, que forma parte del ciclo de su opus 8 “Il cimento dell’armonia e dell’inventione”, tiene una importancia capital por suponer la ruptura del paradigma del concierto soli, establecido por el mismo Vivaldi. Hasta entonces, el concierto soli era un concierto en el que el instrumento solista llevaba todo el peso de la melodía y la composición, y el resto de la orquesta se limitaba a ejercer el acompañamiento según las reglas de la armonía.

Sin embargo, Las cuatro estaciones son unos conciertos para violín en los que la orquesta no actúa como mero fondo de acompañamiento, sino como un relieve: no se limita a acompañar al solista, sino que ayuda al desarrollo de la obra. Esto influirá posteriormente en los conciertos de Händel y, sobre todo, de Bach, ya que éste estudiaría asiduamente los conciertos de Vivaldi, y sería a partir de las innovaciones originales de Vivaldi que Bach perfeccionaría el concepto de concierto. De esta manera, con la forma musical de los concerto soli se lograría definir de manera definitiva lo que podría llamarse el concierto para instrumento solista moderno, estableciéndose un equilibrio perfecto entre solista y orquesta, sin que el concierto llegue al extremo de tener que ser considerado un Concerto Grosso, en el se establece un diálogo entre orquesta y solistas de manera que los papeles de solista y acompañante se intercambian entre un pequeño grupo de instrumentos (el concertino, a veces un único instrumento) que actúa usualmente de solista, y la orquesta (el ripieno). Llegar a este punto, sin embargo, fue un proceso que condujo de Arcangello Corelli y Giuseppe Torelli a los ciclos donde podría decirse Vivaldi experimenta con este género instrumental. Cabe destacar por ejemplo el ciclo del Opus 3, donde se percibe un gran dominio en su concepto de concerto grosso y concerto con soli, donde los más conocidos son el Opus 3 N6 en la menor y el Opus 3 N11 en re menor, donde se presenta un maravilloso ejemplo de fuga a cuatro voces (2 violines, viola, violonchelo y continuo).

Así, Las cuatro estaciones representan el concerto soli perfecto, a tal grado que influye notablemente la música de Johann Sebastian Bach, y ésta inexorablemente en Haydn; y Haydn, a su vez, al convertirse en maestro de, entre otros, Beethoven, extiende la influencia de Vivaldi a más músicos sin que, probablemente, hubieran conocido la obra de Vivaldi.

El padre de Antonio Vivaldi, el músico Giovanni Battista Vivaldi, apodado Rosso (Rojo), fue miembro fundador del “Sovvegno de’ musicisti di Santa Cecilia”, organización profesional de músicos venecianos; asimismo fue violinista en la orquesta de la Basílica de San Marcos y en la del teatro de S. Giovanni Grisostomo. Fue el primer maestro de su hijo, que también fue, probablemente, discípulo de Giovanni Legrenzi.

El 18 de septiembre de 1693, Antonio ingresó en un seminario y recibió sus primeras órdenes religiosas. En 1699 fue ordenado subdiácono (4 de abril), luego diácono (18 de septiembre de 1700) y finalmente ungido sacerdote el 23 de marzo de 1703. Más inclinado hacia la música que hacia las obligaciones religiosas, logró que se dispensara de decir misa por razones de salud.

La carrera del veneciano estuvo marcada por cuatro grandes etapas, dominadas todas ellas -según dicen algunos- por la figura paterna. La primera fue la de la adquisición de una fama europea en el terreno de la música instrumental con la publicación, por el editor veneciano Sala y después por el prestigioso impresor holandés Roger, de dos Opus de sonatas para violín y dos colecciones revolucionarias de conciertos para el mismo instrumento: L’estro armonico en 1711, seguido de La Stravaganza en 1714.

Estas obras novedosas superaron las innovaciones de Giuseppe Torelli y Albinoni, y le garantizaron un éxito fenomenal que se tradujo, en particular, en la reimpresión inmediata de sus Opus en Londres y París.

La segunda etapa fue la de su contrato en el Ospedale della Pietà, un orfanato para niñas de su ciudad. Para ellas fueron creadas muchas de sus composiciones; en algunas transcripciones modernas de sus obras pueden leerse aún los nombres de las jóvenes para quienes iba dedicada cada aria. El 1 de septiembre de 1703, recién ordenado sacerdote y con 25 años, Vivaldi fue nombrado maestro de violín de la orquesta de la Pietà y encargado después de la enseñanza de la viola all’ inglese. Su función era la docencia y adquisición de ciertos instrumentos para sus alumnas y la dirección de la orquesta de aquella institución, que albergaba un famoso coro que reunía al conjunto de internas intérpretes. El nombramiento de un músico tan joven para aquel puesto envidiado da testimonio de los importantes apoyos de los que gozaba y de la fama de compositor, fundada sin duda en la difusión manuscrita de sus obras antes de ser publicadas, pero, por encima de todo, en su formidable celebridad como prodigio del violín, que durante mucho tiempo suplantaría su renombre como compositor en Venecia e Italia. Vivaldi realizó en la Pietà a lo largo de su vida una carrera tumultuosa, consecuencia de su personalidad histriónica y enfermizamente independiente. Pero sus caóticas relaciones con aquella institución, sembradas de rupturas y reconciliaciones, no le impidieron hacer de aquel puesto prestigioso su laboratorio y su santuario, al mismo tiempo.

La tercera etapa fue la de su oficio como compositor y empresario de ópera, en la que cosechó grandes éxitos. En esta etapa conoció a Anna Giraud, una joven cantante, que a partir de entonces estaría siempre con él. Fue entonces cuando compuso en Vicenza, en mayo de 1713, Ottone in Villa, su primera ópera conocida, seguida de una auténtica conquista de la Venecia teatral que se basó en el control de los pequeños teatros de Sant’Angelo y San Moisè. Las partituras de las óperas fechadas en este primer período veneciano nos muestran unas obras suntuosas, exuberantes, testimonio de un temperamento dramático excepcional. Aquellas composiciones innovadoras e inquietantes, que imponían el stile nuovo atacando frontalmente al stile antico elogiado por los conservadores, le valieron la hostilidad de una gran parte de la aristocracia veneciana, cuyos teatros le cerraron herméticamente sus puertas. Por aquellas fechas, Vivaldi se confirmó igualmente como un formidable descubridor de la voz: él es, en efecto, quien dio a conocer a cantantes famosos como Fabri, Merighi o Strada, mucho antes de que Händel los contratara en Londres. En esa misma época, el compositor veneciano se impuso también y sobre todo como “impresario” en el sentido etimológico de la palabra, es decir, como empresario de espectáculos que produce tanto óperas propias como de otros compositores, revisándolas o uniéndolas a sus propias producciones.

Los cuadernos de viaje de un rico arquitecto de Fráncfort, Johann Friedrich Armand von Uffenbach, que asistió a la temporada de carnaval en Sant’Angelo en 1715, nos ofrecen un vívido testimonio de este periodo de frenética actividad. Aquel aficionado ilustrado critica en sus notas los decorados y el vestuario, y admira a los cantantes diciendo que “fueron incomparables y no desmerecieron en nada de los del gran teatro”, es decir, el de S. Giovanni Grisostomo. Pero sobre todo se muestra estupefacto por Vivaldi, que le fascina con sus prodigiosas intervenciones al violín. Uffenbach escribe lo siguiente en su cuaderno: “Hacia el final, Vivaldi interpretó un magnífico solo seguido de una cadencia improvisada que me dejó verdaderamente estupefacto, pues no es posible que alguien haya tocado o llegue nunca a tocar así. Colocaba los dedos a un pelo del puente, hasta el punto de no dejar sitio para el arco, y lo hacía además sobre las cuatro cuerdas, realizando imitaciones y tocando con una rapidez increíbles.” La carrera lírica de Vivaldi remontó así su vuelo guiada por dos consignas: reformar y sorprender, en una coincidencia llamativa y premonitoria de arte y estrategia comercial.

La cuarta etapa de ese despegue fue la del desarrollo de una actividad estructurada como compositor particular, que multiplicaba sus compromisos puntuales y lucrativos con una red de clientes y mecenas. Esta actividad tuvo como objeto tanto la música instrumental, con la venta de conciertos escritos o adaptados específicamente en función de los encargos; la música vocal profana, con la venta de arias de óperas, cantatas o serenatas; y la música religiosa, mediante la composición de motetes, himnos, salmos y conciertos sacros para diferentes instituciones. Así es como Vivaldi escribió su Stabat Mater en 1712 para una iglesia de Brescia. Y así compuso también su primer oratorio, La vittoria navale, interpretado en Vicenza en junio de 1713.

Entre 1718 y 1722 trabajó para el príncipe de Mantua y, más tarde, comenzó un periodo de viajes por Europa para supervisar los estrenos de sus óperas. En 1740 se trasladó a Viena, donde murió un año más tarde sin recursos económicos. Al morir en Viena cae en el olvido, y es tanta la ingratitud que Italia tuvo con él, que no aparece en los libros de música de la época.
Una de sus obras más conocidas son los primeros cuatro de los doce conciertos para violín de su Opus 8 denominados por Vivaldi como Il Cimento dell’Armonia e dell’invenzione (La Disputa entre la Armonía y la Invención), de esta serie de conciertos, los cuatro primeros fueron conocidos luego como Las cuatro estaciones.

Vivaldi está considerado como uno de los precursores de la música romántica[cita requerida]: y de la música programática. Vivaldi imprimía un sello distintivo a cada composición, tratando de transmitirle al intérprete la intención que él habría preconcebido para su obra, por eso la mayoría de los movimientos -sobre todo de sus concerti- tienen un título que los identifica y en el caso particular de los cuatro primeros concerti de su opus 8 conocidos como Le Quattro Stagioni, Vivaldi mismo escribió un pequeño soneto lírico (en italiano) para cada uno de los conciertos, los cuales -a menudo- son recitados antes de la interpretación de estos. Sin embargo, no todos los músicos se mostraron tan entusiasmados con las obras del compositor italiano. Ígor Stravinski dijo de forma provocativa que Vivaldi “no había escrito cientos de conciertos, sino un único concierto repetido cientos de veces”. Pero es precisamente, debido al establecimiento de la estructura del concierto con solista por parte de Vivaldi, que su desarrollo culminó con los Conciertos de Brandeburgo de Johann Sebastian Bach. Pese a sus detractores, Bach sintió profunda admiración por Vivaldi, a pesar (al igual que con Händel) que el intercambio directo nunca sucedió, Bach transcribió muchas obras de Vivaldi tomándolas como tema de sus conciertos (como es el caso de los conciertos para clavicembalo).

En el siglo XX volvió a aparecer el interés por la obra de Vivaldi. Mencionemos a Antonio Fanna, Gian Francesco Malipiero, Angelo Ephrikian y en especial Alfred Einstein, quienes han difundido, editado y grabado en disco las obras de Vivaldi, muchas veces partiendo de manuscritos originales del compositor. Otra de las grandes rescatistas de Vivaldi es la mezzo-soprano italiana Cecilia Bartoli quien lo ha incorporado en varios de sus recitales y conciertos y ha grabado dos discos, The Vivaldi Album (1999) y Viva Vivaldi (2000), dedicado al compositor.

 

Wan Rong (La Última Emperatriz de China)

Imagen

La emperatriz Min Xiao Ke (Chino:孝恪愍皇后郭博勒氏), también conocida como la emperatriz Wan Rong (Chino:婉容皇后, Wade-Giles: Wan-Jung) (13 de noviembre de 1906 – 20 de junio de 1946) fue la última emperatriz consorte de la dinastía Qing en China, y más tarde emperatriz de Manchukuo (también conocido como el Imperio de Manchuria). Pertenecía a la etnia Daur.

Infancia

Gobulo Wan Rong (“Rostro bello”) fue la hija de Rong Yuan, ministro de Asuntos Internos del gobierno Qing y cabeza de uno de las más prominentes y ricas familias de Manchuria. Ella fue educada en una escuela de misioneros estadounidenses en Tianjin por la tutora Isabel Ingram, donde le fue dado el nombre cristiano de “Elizabeth”.

A los 17 años, Wan Rong fue seleccionada de una serie de fotografías presentadas al Emperador Xuantong (Puyi), que residía en la Ciudad Prohibida como monarca no-soberano de China, como posibles candidatas para el puesto de consorte imperial. La boda tuvo lugar cuando Puyi cumplió la edad de 16 años, y fueron dados muchos regalos costosos a la novia y su familia, aunque Puyi nunca mostró mucho interés (sexual o de otro tipo) en Wan Rong o en su concubina Wen Xiu.

China

La unión entre Puyi y Wan Rong nunca produjo herederos, y algunos historiadores sostienen que nunca tuvieron relaciones sexuales. Algunos creían Puyi era estéril, pero esto pudo haber sido una manera sutil de evitar la discusión de su sexualidad. Se cree ampliamente que Puyi era homosexual, y mientras vivía en Changchun como el emperador títere de Manchukuo, hubo rumores de sus enredos sexuales con varios pajes. Su cuñada Hiro Saga escribió en sus memorias acerca de las relaciones de Puyi con muchachos jóvenes.

La emperatriz Wan Rong comenzó a consumir opio cuando era una adolescente. Según las memorias de Puyi,que estaba de moda en ese tiempo entre las niñas educadas fumar cigarrillos, a los que los chinos le agregaban frecuentemente una pequeña cantidad de opio como analgésico.

Después de que Puyi fuera forzado a salir de la Ciudad Prohibida por el Señor de la guerra chino Feng Yuxiang en 1924, huyó con la emperatriz Wan Rong y se trasladó a las concesiones extranjeras en Tianjin. Allí, residía en la “Villa Jardín Tranquilo”, en la concesión japonesa de Tianjin. En ese lugar, Wan Rong comenzó a despreciar Puyi y comenzaron a llevar vidas separadas.

Manchukuo

Con la esperanza de la restauración de el imperio manchú, Puyi aceptó la oferta de Japón de encabezar el nuevo estado de Manchukuo, y se trasladó a Changchun, provincia de Jilin, que había sido renombrada como Hsinking, en marzo de 1932. Vivió en el Palacio Salt Rates, una oficina de impuestos que había sido convertida en palacio temporal mientras se construía un nuevo edificio.

Las relaciones entre Wan Rong y Puyi continuaron siendo tensas, y ella vivía en una habitación separada, rara vez salía o comía con Puyi. Incluso después del traslado al nuevo y lujoso Huang Wei Gong, Wang Rong continuó durmiendo en cuartos separados.

Consciente de que su marido era sólo un gobernante títere sin poder político real, y que tenía todas las cargas de una emperatriz, pero ninguna de sus ventajas, la adicción al opio de Wan Rong se comenzó a agravar. Ella consumía unas dos onzas de opio al día, una cantidad enorme, entre julio de 1938 y julio de 1939.

Corrió el rumor en 1940, que la emperatriz Wan Rong quedó embarazada de uno de sus sirvientes, su conductor Tieh Li-Yu. En lugar de que lo ejecutaran, como podía haber sido, Puyi le pagó y le dijo que dejara la ciudad. Cuando Wan Rong dio a luz, los médicos mataron a la niña con una inyección letal. También se especula que Puyi escribió en sus memorias que él había arrojado a la bebé de Wan Rong al fuego, pero los registros de este tipo fueron eliminados en la inspección antes de la publicación de sus memorias. Sólo se puede especular en la forma cómo esto pudo haber afectado la salud mental Wan Rong, y de hecho desde ese momento vivió en una neblina casi constante de opio.

En la evacuación de Manchukuo durante la invasión soviética de Manchuria en 1945, Puyi intentó huir de Manchukuo, dejando atrás a su emperatriz (Wan Rong), su concubina (Li Yuqin) y algunos otros miembros de la familia imperial, aparentemente a causa de que su entorno inmediato estaba en peligro de ser detenidos de esta forma las mujeres estarían a salvo.

La emperatriz Wan Rong, su cuñada Hiro Saga y los demás miembros de su grupo intentaron huir a Corea, pero fueron detenidos por el ejército comunista chino en Talitzou, Manchukuo, en enero de 1946. En abril, fueron trasladados a una comisaría de policía en Changchun, posteriormente puestos en libertad sólo para ser detenidos de nuevo y encerrados en una comisaría de policía en Jilin. Las provisiones de opio de Wan Rong habían acabado hacía tiempo y estaba sufriendo los efectos de la abstinencia. Cuando el ejército de Chiang Kai-shek bombardeó Kirin, Wan Rong y Saga Hiro fueron trasladado a la prisión de Yanji en la provincia de Jilin (吉林省延吉监狱).

La emperatriz Wan Rong murió en la prisión de Yanji en junio de 1946 debido a los efectos de la desnutrición y a la abstinencia del opio, a los 39 años de edad. Sin embargo, Puyi no recibió la noticia hasta tres años después.

Dramatización

La emperatriz Wan Rong fue interpretada por Joan Chen para la película de 1987 El último emperador. La película desarrolla específicamente su adicción al opio y la espiral hacia una profunda depresión, donde se presenta como casi moribunda cuando ella deja a Puyi. Sin embargo, hay una serie de inexactitudes en la película, por ejemplo, se muestra al adolescente Puyi teniendo relaciones sexuales con sus dos esposas, cuando solo hay evidencias de que eso nunca ocurrió.

Una dramatización de la vida del príncipe Pujie y Saga Hiro apareció como un drama de televisión en TV Asahi en Japón en el otoño del 2003, bajo el título Ryuuten no ouhi – Saigo no Koutei (流転の王妃最後の皇弟).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Aisin Gioro Puyi (El Último Emperador)

Imagen

Puyi (chino tradicional: 溥儀, chino simplificado: 溥仪, pinyin: Pǔyí), (Pekín, 7 de febrero de 1906 – íd., 17 de octubre de 1967) fue el último emperador de China. De la dinastía chino-manchú de los Qing, reinó en China con el título de Emperador Xuantong (chino tradicional: 宣統, chino simplificado: 宣统, pinyin: Xuāntǒng), desde 1908 hasta la abolición del gobierno imperial en 1912. Fue impuesto por los japoneses como el Emperador Kangde (康德皇帝) de Manchukuo, entre 1934 y 1945. En la República Popular China, se desempeñó como jardinero y posteriormente como trabajador histórico en la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

El nombre con el que se le ha conocido tradicionalmente en Occidente, Puyi, era en realidad su nombre de pila. Es incorrecta, aunque muy frecuente, la transcripción “Pu Yi”. Al no tratarse de una combinación de apellido y nombre sino de un solo nombre, las reglas del hànyǔ pīnyīn exigen que las dos sílabas se escriban juntas. Por otra parte, era una costumbre manchú que los miembros de una familia (o clan) pertenecientes a la misma generación compartieran una parte del nombre, en este caso la sílaba Pu (por ejemplo: su hermano se llamaba Pujie y su primo PuChia, etc.)

Llamar por su nombre de pila a un emperador era algo totalmente inaceptable en la China imperial, este tabú se mantenía incluso después de su muerte, tras la cual al emperador se le confería un “nombre de templo” (庙号, 廟號, miào hào), que era con el que se le conocería en la posteridad. Mientras el soberano chino vivía, lo más correcto era referirse a él como: “Su Majestad el Emperador” (皇上, Huáng shàng), también se le conocía con títulos como: “El Señor de los Diez Mil Años” (萬歲爺, 万岁爷, Wan-sui-Yeh) o “El Hijo del Cielo” (天子, Tiānzi).

Tras ser desalojado de la Ciudad Prohibida, al último emperador se le empezó a llamar “Señor Puyi” (溥儀先生, Pǔyí Xiānsheng). Además, el tabú sobre su nombre de pila, se fue disipando durante el periodo en el que Puyi ocupó el cargo de “Jefe Ejecutivo” de Manchukuo (1932-1934), en virtud del carácter meramente civil que en aquel momento tenía su puesto. Para ese entonces ya no se consideraba como una falta de respeto que se le llamara por su nombre, mientras que el mismo lo utilizaba en documentos oficiales y de otro tipo. No obstante, quienes permanecieron leales a la dinastía manchú, siempre se dirigieron a él como: “Su Majestad el Emperador”, lo que en opinión de Johnston es técnicamente correcto, considerando que: “los Artículos de Tratamiento Favorable (que estipulaban que Puyi podía retener su título imperial) no habían sido derogados por ningún proceso legal o constitucional”.

Su apellido tradicional manchú o, para ser exactos, su nombre de clan, era Aisin-Gioro en manchú y Àixīn-Juéluò (愛新覺羅) en chino. Sin embargo, los manchúes no escribían nunca el nombre de clan junto al nombre de pila, por lo que no es estrictamente correcto llamarle “Aixin-Jueluo Puyi”, como si se tratara de un nombre chino.

También se le llama de forma más respetuosa “Emperador Xuantong”, Xuantong es el llamado “Título de Reinado” (年号, 年號, nián hào), utilizado para designar las fechas durante su reinado y que empezaba al año siguiente de la muerte de su predecesor (por ejemplo: 1909 fue el año 1 de Xuantong, mientras que La Revolución de Xinhai comenzó en el año 3 de Xuantong, etc.)

Puyi le solicitó a su tutor, el diplomático y académico escocés Reginald Fleming Johnston, nombres occidentales para él y sus acompañantes. De entre los nombres que Johnston le sugirió al emperador este eligió “Henry” (en alusión al rey de Inglaterra). Puyi empleó su nombre inglés en sus relaciones con occidentales, aunque esto lo hizo en raras ocasiones y nunca de manera oficial. Resulta un error muy común el que al último emperador se le llame “Henry Pu Yi”. Lo cierto es que el nombre “Henry”, jamás fue utilizado en combinación con su nombre chino. La práctica de prefijar los nombres chinos con nombres occidentales, era ampliamente difundida, pero considerada incorrecta en los círculos más educados.

Ascensión al trono y reinado (1908-1912)

En 1898, el emperador Guangxu fue apartado del poder en un complot orquestado por su tía, la anciana emperatriz viuda Cixi apoyada por los grupos conservadores de la corte Qing (de entre quienes destacan: el comandante en jefe del Ejército del Norte Ronglu y su subordinado Yuan Shikai). El emperador pasaría el resto de sus días como un prisionero de su tía. Por su parte, Cixi designó un nuevo heredero al trono, en la persona de un muchacho llamado P’u-Tsun, hijo del príncipe Tuan. El príncipe Tuan era uno de los favoritos de la emperatriz viuda, al compartir con ella su completo odio y desconfianza hacia los extranjeros y reformadores.

Durante la rebelión de los bóxers, el príncipe Tuan asumió una postura de total apoyo a éstos, mientras oficiales más moderados de la corte, como Ronglu advirtieron a la emperatriz sobre lo peligroso de relacionarse con los violentos rebeldes. Cuando el movimiento bóxer finalmente colapsó, Cixi degradó al príncipe Tuan y lo mandó al exilio, al tiempo que cancelaba el nombramiento de su hijo. En contraste, la gobernante arregló el matrimonio de la hija de Ronglu, con el príncipe Chun (medio hermano de Guangxu), prometiendo que si la pareja tenía un hijo varón, éste sería designado heredero al trono.

El hijo del príncipe Chun, nació el 7 de febrero de 1906 y fue llamado Puyi. El 13 de noviembre de 1908, mientras el emperador Guangxu agonizaba, Cixi ordenó que el príncipe Chun y su hijo fueran convocados a la Ciudad Prohibida (lugar en el que Puyi permanecería hasta 1924). En nombre del emperador, se emitió un edicto en el que se proclamaba a Puyi como el sucesor de Guangxu y al príncipe Chun como: “Príncipe Regente”. Guangxu moriría el 14 de noviembre, Puyi recuerda en su autobiografía:

“Dos días después de que entré al palacio, Cixi murió y el 2 de diciembre tuvo lugar la “Gran Ceremonia de Entronización”, una ceremonia que yo arruiné con mis llantos”.

Puyi recibió el título de: “Emperador Xuantong”, pero con menos de tres años de edad, la conducción de los asuntos del gobierno, quedó en manos de su padre y la emperatriz viuda Longyu (viuda de Guangxu). De hecho, en concordancia a las tradiciones de la corte, era la emperatriz viuda quien tenía la última palabra en las decisiones del régimen.

El reinado nominal del emperador Xuantong, sólo había durado tres años cuando inició la Revolución china de 1911. Yuan Shikai (el nuevo comandante del Ejército del Norte), recibió la misión de sofocar la revuelta, pero al mismo tiempo comenzaba negociaciones con los rebeldes encabezados por Sun Yat-sen. El resultado final fue un compromiso que pasaría a conocerse como: Artículos de Tratamiento Favorable para el Emperador del gran Qing después de su Abdicación (清帝退位優待條件). El documento que formalizaba el fin del gobierno imperial y el establecimiento de la república, fue firmado por la emperatriz Longyu el 12 de febrero de 1912.

Aislamiento en la Ciudad Prohibida y breve Restauración (1912-1917)

Los Artículos de Tratamiento Favorable permitieron a Puyi conservar muchos de los privilegios que sus ancestros habían disfrutado. El emperador Xuantong retuvo su título y se le permitió continuar viviendo (temporalmente) en la mitad norte de la Ciudad Prohibida, además la República de China se comprometió a rendirle todos los honores correspondientes a un monarca extranjero y pagarle una subvención anual de cuatro millones de dólares. Como dice Puyi en su autobiografía:

“…en el tiempo cuando China era llamada una república y la humanidad había avanzado al siglo XX, yo seguía viviendo como un emperador, respirando el polvo del siglo XIX”.

Separado de su familia, Puyi vivió su infancia en un régimen de virtual reclusión en la Ciudad Prohibida, rodeado de guardias, eunucos y otros sirvientes que lo trataban como una divinidad. La educación del emperador fue una mezcla de mimos y maltratos, el pequeño tenía que seguir todas las reglas del rígido protocolo imperial chino y era incapaz de comportarse como un niño normal. Si bien, Puyi sí podía ver a su familia, esto ocurría en raras ocasiones y siempre bajo las asfixiantes normas de la etiqueta imperial. La consecuencia fue que la relación del emperador con sus padres resultara distante y este se encontrara más apegado a su nodriza: la señorita Wang (quien lo había acompañado a la Ciudad Prohibida). Posteriormente, Puyi comenzó a recibir las visitas de sus hermanos y primos quienes proporcionaron un cierto aire de normalidad a su singular infancia.

Al establecimiento de la República, sucedió un periodo de inestabilidad política y social en China. Aprovechando esto, el general pro monarquista Zhang Xun ejecutó un golpe de estado los primeros días de julio en 1917, restableciendo al emperador Xuantong y asumiendo él mismo, el cargo de “Regente del Imperio”. La República, por su parte encontró el apoyo del general Duan Qirui. En medio de las escaramuzas, un avión republicano realizó lo que se considera el “primer bombardeo aéreo en la historia de China”, causando algunos daños en la Ciudad Prohibida. Derrotado, Zhang Xun fue acogido en una representación diplomática holandesa, mientras que Puyi, su familia y el resto de la corte resultaron absueltos de toda responsabilidad en la malograda restauración, por lo que continuaron disfrutando de los Artículos de Tratamiento Favorable.

La desorganizada intentona de Zhang Xun duró menos de dos semanas y sólo sirvió para evidenciar una nueva realidad en China, donde los ejércitos se habían convertido en una propiedad personal de sus comandantes, que pronto empezarían a ser conocidos como los Señores de la Guerra.

Matrimonios y mayoría de edad 

En 1919, Reginald Johnston entró al servicio de la corte Qing. Tras su primera entrevista con el emperador, el académico registró sus impresiones en un reporte dirigido a las autoridades británicas, en este documento Johnston menciona:

“Parece estar físicamente robusto y bien desarrollado para su edad. Es un chico muy “humano”, con vivacidad, inteligencia y un entusiasta sentido del humor. Más aún, tiene excelentes modales y está totalmente libre de arrogancia […] Aunque el emperador no parece haber sido malcriado aún, por las tonterías y futilidades que lo rodean, me temo que no hay esperanza de que resulte ileso de los peligros morales a través de los próximos años de su vida (años muy críticos necesariamente para un muchacho en su temprana adolescencia) a menos de que él pueda ser alejado de la influencia de las hordas de eunucos y otros funcionarios inútiles que actualmente son casi sus únicos acompañantes. Estoy inclinado a pensar que el mejor curso de acción a seguir en el interés del propio muchacho, sería sacarlo de la perjudicial atmósfera de la “Ciudad Prohibida” y enviarlo al Palacio de Verano. Ahí sería posible para él, vivir una vida mucho menos artificial y más feliz de la que puede bajo las presentes condiciones”

A finales de 1920 Puyi comenzó a manejar su vida con mayor autonomía. El emperador logró romper con muchas de las convenciones y formalidades que regulaban su existencia, simbólico de esto fue el hecho de que por primera vez pudiera salir de la Ciudad Prohibida (aún cuando fuera a consecuencia del fallecimiento de su madre el 30 de septiembre de 1921). Posteriormente, el emperador habría de repetir sus paseos al exterior, a pesar de la fuerte oposición de los conservadores miembros de su corte. Ese mismo año, Puyi conmocionó a su entorno, al empezar a utilizar anteojos y un año después cuando cortó su tradicional trenza manchú.

Desde el 11 de marzo hasta después del 1 de diciembre de 1922, tuvieron lugar los rituales y ceremonias correspondientes a las “Grandes Nupciales” del emperador. Puyi eligió a una niña llamada Wen Xiu de entre las candidatas a emperatriz. Dicha elección no obstante provocó la protesta de Duan-Kang (otra viuda de Guangxu y miembro influyente en la corte), ante esto, Puyi se vio presionado para elegir a otra joven de nombre Wan Rong, tomando a Wen Xiu como “Consorte Secundaria”. El emperador nuevamente sacudía las tradiciones al negarse a tener más esposas. Sin embargo, ambos matrimonios resultarían infelices, Wen Xiu solicitó el divorcio en 1931 y seis años después fue reemplazada por una chica de la corte llamada Tan Yuling. Wan Rong por su parte se refugió en el consumo de drogas. Se puede afirmar que Puyi nunca manifestó ningún tipo de interés en sus primeras esposas, tampoco está documentado que el emperador haya engendrado hijos, el mismo admite:

“Yo me casé con un total de cuatro esposas o usando los términos empleados entonces: una emperatriz, una consorte secundaria y dos consortes menores. Pero de hecho, no eran esposas verdaderas y sólo estaban ahí de adorno”.

La ceremonia de “Grandes Nupciales” también implicaba que Puyi había llegado a su mayoría de edad. Según la tradición, este era el momento en el que se convertía en el verdadero gobernante de China.

Si bien el emperador no podía aspirar a presidir su país, por lo menos utilizó su nueva autoridad para intentar reformar a la corte, concentrando sus esfuerzos en la corrupción que aquejaba a la Ciudad Prohibida. La situación alcanzó un punto crítico cuando el emperador se disponía a realizar el inventario de una de las bodegas imperiales, la madrugada del 27 de junio de 1923 se desató un misterioso incendio en esa bodega. La culpa recayó en los eunucos quienes se creía, habían causado el fuego para ocultar sus robos. Poco después hubo otro incendio que fue conjurado, en esa ocasión Puyi lo interpretó como un atentado contra su vida y finalmente tomó la decisión de expulsar a los eunucos. Al mes siguiente y con apoyo de militares republicanos, se desalojó a la mayoría de los eunucos de la Ciudad Prohibida.

De la Ciudad Prohibida a Tianjin

Puyi consiguió mantenerse como residente de la Ciudad Prohibida después de la fallida revuelta de Zhang Xun, conservando a su lado a su séquito personal y a sus servidores eunucos, y continuando su educación bajo la tutela de Reginald Johnston. La vida diaria de Puyi continuó sin alteraciones hasta 1924, cuando el señor de la guerra Feng Yuxiang tomó el control de Pekín y ordenó que el ex emperador abandonase la Ciudad Prohibida con todo su séquito, dejando atrás a sus servidores y a gran parte de sus riquezas.

Tras ser expulsado de la Ciudad Prohibida, Puyi poseía aún suficiente dinero como para mantener a su séquito, aunque de manera bastante restringida en comparación a su infancia en Pekín. Al no gozar de apoyo político dentro de China, Puyi se mudó a Tianjin, estableciendo su residencia en la concesión territorial que Japón mantenía en dicha ciudad. En esa época empezó a frecuentar a diplomáticos y políticos japoneses que alimentaron progresivamente las ansias de Puyi de volver a ser monarca. Tras el Incidente de Mukden en 1931, Japón empezó una serie de enfrentamientos armados con China que desembocaron en la conquista japonesa de Manchuria, en tal contexto la existencia de un descontento ex emperador manchú como Puyi representó una herramienta útil para el gobierno japonés.

Emperador de Manchukuo

En 1932, los japoneses designaron a Puyi como regente de Manchuria y luego, en marzo de 1934, Puyi fue oficialmente entronizado como emperador del Manchukuo con el nombre de Kangde. No obstante gozar de reconocimiento oficial nipón, los poderes de Puyi como monarca fueron muy pequeños debido a que en realidad Japón gobernaba prácticamente el país, para distraer a la Sociedad de Naciones, sobre el conflicto chino-japonés en Manchuria.

Durante sus años de reinado, las tareas de Puyi consistieron casi exclusivamente en cumplir con el ceremonial palaciego, viajar dentro de su Imperio bajo vigilancia japonesa, y aprobar leyes y decretos elaborados por sus asesores japoneses que desempeñaban el poder real en Manchukuo.

Vida en la República Popular China

El reinado de Puyi concluyó en agosto de 1945, cuando los ejércitos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas invadieron Manchuria y lo depusieron junto a su gobierno títere. Luego fue puesto a disposición de las autoridades tanto soviéticas como chino-comunistas, que finalmente lo colocaron en la prisión de Fushun de 1949 a 1959, tiempo durante el cual fue reeducado y condenado como traidor a su país. También testificó en Tokio en contra de los dirigentes japoneses de la guerra.

Liberado posteriormente en 1959, Puyi trabajó en el Jardín Botánico de Pekín de 1959 a 1963, y luego como archivista de la Biblioteca Nacional de la misma ciudad hasta su muerte. También fue un converso al maoísmo hasta su fallecimiento en 1967, en medio del vendaval desatado por la “Revolución Cultural” impulsada por Mao; se rumoreó que había sido asesinado por los revolucionarios. El hecho es que posiblemente muriera de cáncer. El informe oficial indica que sufría un cáncer renal, uremia y anemia cardíaca.

Adaptación de su vida al cine y la televisión

Su vida fue inmortalizada por Bernardo Bertolucci en el filme El último emperador y por la telenovela china del mismo nombre.

En el episodio perteneciente a la sexta temporada de la serie animada Los Simpson, emitido originalmente el 8 de enero de 1995, titulado Homer the Great (Homer el Grande en España y Homero el Grande en Hispanoamérica) se hace referencia —mediante una pequeña parodia— a dicho film, en la escena donde Homer Simpson camina como el emperador cuando todavía era un niño.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.