Samsara

Otro emotivo Film, contenida de sutiles metáforas sobre la vida y/o de la filosofía budista.
Después de tres años, tres meses y tres días de reclusión voluntaria en una ermita perdida en la región del Ladakh en el Himalaya, Thasi (Shawun Ku) emerge de un trance profundo. De vuelta en el monasterio budista donde vivió desde los cinco años, el joven va recuperando poco a poco sus fuerzas vitales. Pero el regreso trae resultados inesperados. Fuera de los rigores de una vida entregada al desarrollo espiritual, Thasi empieza a experimentar el despertar a la vida sexual. Estos sentimientos coinciden con un viaje a una villa cercana donde Tashi conoce a Pema (Christy Chung), una bella joven de la que se enamora. Por primera vez el joven lama comienza a cuestionarse los valores de su vida monacal en el monasterio.

 

POEMA DEL SILENCIO.Cuando los judíos bombardeaban las escuelas y hospitales palestinos, guardé silencio porque yo no era palestino.

Ángel Petisme

POEMA DEL SILENCIO

Cuando los judíos bombardeaban las escuelas
y hospitales palestinos,
guardé silencio
porque yo no era palestino.

Cuando los poetas guardaron silencio,
no protesté
porque yo no era una puta.

Cuando los banqueros vinieron a buscar
las palabras rebeldes de los bolivarianos,
guardé silencio,
porque yo no era bolivariano.

Cuando asesinaron a los petismes,
guardé silencio
porque yo no era Miguel Hernández, ni Lorca, ni Petisme.

Cuando vinieron a por mí,
no protesté,
porque yo no era yo,
y ya no había palestinos, ni bolivarianos,
ni putas, ni petismes, ni nada.

Ni el silencio quedaba para protestar (al silencio).

P.D. Ahí va mi humilde versión del conocido poema que no es de Bertolt Brecht, sino de Martin Niemöller, pastor luterano alemán que pasó por los campos de concentración. Ayer cenando en Lavapies con Javier y Ana de Carne cruda,me animaron a publicarlo,ahora desde Galicia lo lanzo al aire.Todo…

Ver la entrada original 8 palabras más

Música desde Palestina

 

 

Este documental muestra lo que hace la nueva generación de músicos palestinos como aporte para la toma de conciencia colectiva acerca de su situación social, política y económica. De su actual relación con el pueblo y gobierno judío y de qué es lo que aspiran las nuevas generaciones de palestinos.

 

Homenaje a Shamar Rimpoche

Shamarpa_1

 

Shamarpa significa literalmente ‘persona (sostenedor) de la corona roja’, también conocido como Shamar Rinpoche considerado dentro de la tradición como la emanación de la mente del Buddha Amitābha.

Shamar Rinpoche es el segundo en importancia sólo después del Gyalwa Karmapa dentro del linaje Karma Kagyu del Budismo Tibetano.

El primer Shamarpa Khedrup Drakpa Senge (1283-1349), fue el discípulo principal del tercer Karmapa, Rangjung Dorje. Rangjung Dorje le dio a este discípulo un corona de color rubí junto con el título de Shamarpa, estableciendo así la segunda línea de lamas reencarnados (tulkus) en el Budismo Tibetano, siendo el linaje de los Karmapas el primero. De esta forma se cumplió plenamente la predicción del segundo Karmapa, Karma Pakshi, quien dijo que “los futuros Karmapas se manifestarán de dos formas”. Cuando el cuarto Karmapa, Rolpe Dorje, devolvió la corona roja al segundo Shamarpa, mencionó la predicción de Karma Pakshi, diciendo: “Tú eres una manifestación, mientras yo soy la otra. Por lo tanto, la responsabilidad de darle continuidad a las enseñanzas del linaje Kagyu descansan de igual forma en ti, como en mí.”

El (14vo) Shamarpa fue Mipham Chokyi Lodro, nacido en Derge, Tíbet en 1952. A la edad de cuatro años fue reconocido por su tío, el 16to Karmapa. Luego de la muerte del 16to Karmapa en 1981, el Shamarpa reconoció a Trinley Thaye Dorje como el 17to Karmapa en 1994. El 14vo Shamarpa residia en India. Fallecido de un ataque al corazón el 11 de junio de 2014.

Shamarpa es asociado tradicionalmente con el monasterio de Yangpachen cerca de Lhasa.

La Piedra

Imagen

 

Hogen, un maestro chino, vivía solo en un pequeño templo, en plena campiña.

Un día llegaron cuatro monjes viajeros y le preguntaron si podían encender un fuego en su patio para entrar en calor.

Mientras preparaban el fuego, Hogen les oyó discutir sobre subjetividad y objetividad.

Y se unió a ellos.

Dijo:
-¿Veis esta piedra grande?
¿Se encuentra en el interior o en el exterior de vuestro espíritu?

Uno de los monjes contestó:
Desde el punto de vista del budismo, por el que todas las cosas son una objetivación del espíritu, yo diría que esta piedra se encuentra en mi espíritu.

Debe de pesarte mucho la cabeza -concluyó Hogen.