“Blackfish”: El documental que expone a SeaWorld

VERDE DESPERTAR

En la naturaleza, las orcas nadan más de 100 millas por día. Pero en SeaWorld y en otros parques marinos del mundo, las orcas son forzadas a nadar en pequeños círculos para divertir a los turistas y pasan la mayor parte de sus vidas virtualmente quietas en tanques de concreto, que son equivalentes a una tina de baño humana. Sus importantes lazos matriarcales son rotos, cuando los bebés son arrancados de al lado de sus madres y vendidos o transferidos a otros parques, y las orcas cautivas viven solo una fracción de su tiempo promedio de vida.

El documental Blackfish, aclamado por la crítica, se centra en una orca cautiva llamada Tilikum. Fue arrancada de su familia y de su hogar en el mar cuando tenía 2 años, y por la frustración causada por casi 20 años de encierro, aislamiento y falta de estimulación emocional e intelectual, ha matado a…

Ver la entrada original 66 palabras más

Anuncios