La Luna en los Almendros

Imagen

Autor: Gerardo Meneses Claros

Editorial: S.M. 

Recomendado para: Lectores en marcha

Novela juvenil

Al igual que No comas renacuajos  esta es una historia de horror. Durante todo el relato el lector está atento a lo ominoso que sabe se esconde detrás de cada palabra, de cada conversación, de cada acción.

La luna en los almendros comienza relatando un juego simple en el momento en que se va la luz en un pueblo colombiano. Es en ese momento, mientras juega en la oscuridad con su hermano, que Enrique recuerda el pequeño pueblo de donde proviene, lleno de naturaleza y alejado de elementos comunes a nosotros como la electricidad y, por ende, la televisión. No es lo único por supuesto, el ausentismo escolar es protagonista, puesto que la cultura campesina impone la necesidad del trabajo en los chicos y uniones de pareja tempranos para las niñas. Es en este ambiente en que sucede la primera parte del relato, antes de las primeras visitas de “los muchachos” al pueblo. Es a partir de esto que el relato comienza a torcerse, que comenzamos a adivinar que la placida vida de la familia está próxima a complicarse, aún más cuando el ejército también irrumpe en la historia.

La luna en los almendros no presenta un solo hecho violento, sin embargo lo que cuenta alude a los elementos caóticos que ha atravesado nuestro país, a la constante guerra que hace presencia en el campo, donde además el estado a duras penas puede hacer presencia con una inspección de policía o un puesto de avanzada del ejército.

El final, abierto, solo puede aludir al encuentro con lo ominoso, de lo que, de cualquier manera, no se puede escapar; De la misma manera en que, a pesar del dolor que engendra La luna en los almendros, no se puede dejar de leer.  

Obra ganadora del IV Premio de literatura infantil El barco de vapor -Biblioteca Luis Ángel Arango 2011

La Niña de Rojo

Imagen
Autor: Aaron Frisch
Ilustrador: Roberto Innocenti
Editorial: Kalandraka
Recomendado para: Lectores en marcha
Libro álbum
La historia es conocida incluso aunque jamás la hayas leído: una niña vestida de rojo es enviada a casa de la abuela. En el camino se encuentra con un lobo, quien, como ya se sabe, conoce un atajo para llegar a la casa de la abuela.
Lo que difiere en este caso no es el relato, es la puesta en escena. En un primer momento nos encontramos en un salón lleno de juguetes. Un grupo de niños rodea una mesa sobre la cual se halla una abuela en su mecedora que les dice, Acercaos, niños, que os voy a tejer un cuento. Así comienza la magia. El bosque del siglo XVIII no es el bosque de ahora, la niña avanza envuelta en un abrigo rojo con capucha, es menos niña y más adolescente. Calza unos tenis rosados. La niña avanza topándose a cada paso con una maravilla mayor. No sabe, o está acostumbrada a ello, que hay más de un lobo acechando por ahí. Finalmente la encuentran. El resto de la historia hay que recorrerlo con pies duros, atento a las trampas.
El relato se divide a nivel gráfico por la diferencia de color en los cuadros de texto. Antes de encontrarse con el lobo, los cuadros de texto son rojos; después, cuando todo se tuerce, los cuadros de texto son verdes.
Una de las versiones de los estudiosos alude a las sutiles alegorías eróticas del texto del siglo XVIII, sin embargo no desprecia una tradición anterior que rezaba que el relato de la niña de rojo aludía también a una realidad más prosaica, aquella innegable en donde los lobos acechan en los bosques.
Frisch e Innocentti no son ajenos a los tiempos, adecuan, quizá previendo las quejas de los padres, un final más acorde a los deseos de quienes exigen un final feliz. Curiosamente, ese final alterno solo reafirma la brutalidad de la primera versión.
Innoccenti, quien en la portada aparece como responsable de la historia tanto como de las ilustraciones, muestra, una vez más, las infinitas posibilidades que conservan los cuentos tradicionales cuando son tratados con respeto.

PROPUESTAS PARA LA VIDA Y LA PAZ

Imagen

Por: Luis Britto García

El informe de 2013 de Latinobarómetro “La seguridad ciudadana: el problema principal de América Latina”, afirma que “América Latina es la región más violenta del mundo, así como la más desigual”. ¿Cabrá formular algunas propuestas para la vida y la paz?

Compilar las cifras exactas, objetivas y verificables de delitos, por  conteo real de denuncias y de cuerpos y no por meras encuestas de percepción y victimización.

Persistir en las políticas sociales que convirtieron a Venezuela en el país con menor desigualdad social de América Latina capitalista, y redujeron drásticamente la pobreza, de un 70% a finales del siglo pasado, al 24% actual, del cual la pobreza extrema representa apenas  5,6%.

Proseguir la expansión educativa gracias a la cual uno de cada tres venezolanos  estudia y uno de cada diez cursa  Educación Superior, lo que nos convierte en el quinto país del mundo en matrícula universitaria.

Incrementar el componente socialista de la economía para crear los empleos que el sector privado no suple.

·Realizar, con ayuda de los movimientos sociales, un censo de la infiltración paramilitar y de su creciente control sobre  la economía informal y sobre el contrabando de extracción, fundos agropecuarios, empresas de transporte y comunicaciones, narcotráfico, bingos, casinos y trata de personas.

Atacar el contrabando de extracción, gracias al cual desaparecen la  gasolina y el 40% de los alimentos y otros artículos de primera necesidad.

Compilar y hacer accesibles en forma instantánea a todos los  cuerpos de seguridad los registros totales de delincuentes, antecedentes, armas, municiones y procedimientos empleados para la perpetración de crímenes.

Clausurar  chiveras y depósitos de chatarra donde los automóviles robados son sistemáticamente despiezados o modificados para reciclarlos.

Controlar los negocios de compraventa de oro y joyas donde son comercializados los objetos provenientes de delito.

Aplicar el artículo 57 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que prohíbe la propaganda de guerra y los mensajes discriminatorios, el artículo 1 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Resorte) que somete a dicha norma a la televisión por suscripción, y el numeral 4° del  artículo 3 de ésta sobre la difusión de informaciones y materiales de interés social y cultural.

Aplicar rigurosamente a políticos y medios los artículos 484 al 486 del Código Penal que sancionan la apología del delito y la instigación a delinquir.

Reformar el Código Orgánico Procesal Penal para ampliar el concepto de flagrancia, hacer más expeditos los juicios y la evacuación de pruebas, y restringir las ventajas del proceso en libertad o de la libertad del reo por su negativa voluntaria a comparecer.

Incrementar penas y disminuir atenuantes para los delitos contra las personas, con agravantes severas en casos de reincidencia y agavillamiento.

Construir nuevos establecimientos penitenciarios, distantes de los centros poblados, que apliquen programas de rehabilitación mediante el trabajo.

Imponer a televisoras, radios y cines un impuesto de diez unidades tributarias por cada representación ficcional de asesinato, secuestro, asalto, violación, lesión, tortura, secuestro, robo, extorsión, estafa y otros delitos  que difundan.

Aplicar lo recaudado para indemnizar proporcionalmente a las víctimas de los crímenes reales que tales representaciones propician.

Estimular y proteger a nuestra espléndida legión de creadores  para que  produzca  contenidos mediáticos positivos en teatro, radio, cine y televisión.

Desestimular mediante impuestos la producción o importación de juguetes bélicos y videojuegos violentos.

Aplicar a los motorizados los reglamentos de Tránsito Terrestre.

Ampliar el concepto de legítima defensa y declarar inimputables con plenas  garantías y beneficios procesales a quienes la apliquen para proteger su vida,  hogar,  familia o bienes.

Ampliar y extender a todos los niveles educativos los programas de Formación Moral y Cívica.

Sustituir los juegos recreativos Suma Cero, en los cuales cada parte gana lo que la otra pierde, con juegos Cooperativos, en los cuales la colaboración incrementa la ganancia.

Regular severamente y restringir o eliminar según el caso actividades que propician el delito, tales como los juegos de envite y azar, la operación de maquinitas, bingos, casinos y casas de juego, el tráfico de estupefacientes y la trata de personas.

Realizar el desarme, pero comenzando por el de paramilitares, pranes, pandilleros, delincuentes y azotes de barrio.

 

(TEXTO/FOTO: LUIS BRITTO)

Hallan poemas desconocidos de la poetisa Safo de Lesbos

Imagen

Safo de Lesbos vivió en los siglos VII y VI a.C

Londres.- Partes de dos poemas hasta ahora desconocidos, escritos en papiro por la poetisa griega Safo de Lesbos (siglos VII y VI a.C.), fueron descubiertos en Reino Unido, informa “The Guardian”.

Según el rotativo, un coleccionista anónimo presentó los dos escritos al papirólogo estadounidense Dirk Obbink, de la universidad de Oxford, que constató la autenticidad de los documentos.

Safo de Lesbos (actual Mitilene) está considerada una de las poetisas más importantes de la Antigua Grecia, pero pese a su fama, sólo ha sobrevivido uno de sus poemas completos y partes de otros cuatro.

Al parecer, uno de los documentos recién hallados se encuentra en muy buen estado de conservación.

Viaje al corazón del autor de ‘El Principito’

IMAGEN-13383320-2

Esta imagen, tomada por John Phillips, un mes antes del fallecimiento del escritor, será exhibida en la muestra.

Foto: Cortesía: Museo Librería Morgan (Nueva York)

Manuscritos y pasajes eliminados de la versión final del libro, serán exhibidos en Nueva York.

Era 1940, la Segunda Guerra Mundial arrasaba a Europa y Francia era ocupada por los alemanes. Algunos franceses lograron escapar y se exiliaron en otros países, como el piloto Antoine de Saint-Exupéry, quien llegó a Nueva York (EE. UU.) junto con Consuelo, su esposa.

Allí, durante un par de años, la pareja llevó una vida tranquila, hasta su regreso a Francia y la muerte del piloto, en un accidente aéreo en 1944.

Como en julio se cumplirán 70 años del fallecimiento de Saint-Exupéry, el Museo Librería Morgan, en Nueva York, inaugurará este viernes la exposición ‘The Little Prince: A New York Story’, (cuya traducción sería algo así como El Principito: una historia de Nueva York), que revelará detalles curiosos y poco conocidos sobre la creación de El Principito.

Uno de ellos es que el libro se escribió en dicha ciudad, como se da a entender con la marca de agua de algunos manuscritos que serán exhibidos, en donde se lee ‘Fidelity Onion Skin. Made in U.S.A.’.

Si bien la vida no le alcanzó a Saint-Exupéry para ver el impacto que tiene su obra en niños y adultos, algo que sí pudo hacer fue entregarle a su amiga Silvia Hamilton –periodista neoyorquina y quien durante su estadía se convirtió en una de sus grandes amigas– los manuscritos y esbozos de su obra.

También les dio un par de copias a sus amigos, entre ellos Stephen, hijo de Hamilton, en donde le escribió: “Para Stephen, a quien ya le he hablado de El Principito y quien probablemente será su amigo”. Esta es la primera vez que se exhibirá esta versión del libro.

Precisamente, el punto central de la exposición radica en los pormenores y curiosidades que se esconden tras la historia de este particular personaje, que se embarca en un viaje interestelar en el que se cuestiona sobre la vida y lo que representan la niñez y el ser adulto.

Pocas veces se puede conocer lo que está detrás del proceso creativo de un escritor. En este caso, la guerra que sacudió a Europa lo afectó profundamente, lo cual se evidencia en uno de los pasajes que finalmente descartó: “En una estrella alguien ha perdido a un amigo, en otra, otro está herido, en otra, hay alguien en guerra”.

También se exhibirán artefactos, cartas personales en préstamo de museos en Francia y Estados Unidos, y el brazalete que llevaba consigo el piloto cuando su avión se accidentó y que luego fue encontrado por un pescador en su red para atrapar peces.

“La muestra permite ver el momento creativo de Saint-Exupéry y ser testigos de su trabajo en Nueva York, además de su lucha con la enormidad de eventos que afectaban a Francia y al mundo en general, mientras encontraba cómo completar este relato, que continúa siendo igual de mágico a como lo fue hace 70 años”, afirma William M. Griswold, director de la Librería Museo Morgan.

Otro dato curioso tiene que ver con una de las líneas más famosas del libro, “l’essentiel est invisible pour les yeux” (lo esencial es invisible a los ojos), que tuvo 15 versiones diferentes antes de llegar a esta. O la dieta vegetariana de El Principito, que tampoco se publicó.

¿Dónde y cuándo?
‘El Principito: una historia de Nueva York’ se verá desde este viernes hasta el 27 de abril en la Biblioteca y Museo Morgan (Nueva York, EE. UU.).

Fuente: Diario El Tiempo

Primera Red Social para los amantes de los libros

Imagen

Los primeros usuarios de Lectyo corresponden mayoritariamente a bibliotecarios, editores, ilustradores y libreros de España, Portugal y América Latina

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez acaba de lanzar Lectyo.com, un ecosistema digital en el que participan los profesionales de la lectura y los libros, así como personas apasionadas por leer.

Según informa la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, durante los tres meses en los que esta red social especializada ha empezado a funcionado en pruebas, “casi dos mil personas de España, Portugal y Latinoamérica se han registrado y han empezado a compartir contenidos y opiniones en español a través de un fenómeno que se ha disparado de boca a oreja”.

Los primeros usuarios -explica un comunicado de esta entidad- corresponden mayoritariamente a bibliotecarios, diecisiete 17 por ciento; editores, un quince por ciento; ilustradores, un doce por ciento; libreros, once por ciento, y libreros y maestros un siete por ciento, respectivamente.

El registro en Lectyo.com es completamente gratuito y permite publicar ideas, noticias, imágenes o vídeos, comentar las publicaciones de los demás, descargar eBooks sobre bibliotecas, edición digital, librerías, ilustración y otros temas que se irán incorporando.

Asimismo hay una sección de noticias y una selección de asuntos para el debate, que pueden ser votados y comentados.

Aunque hasta ahora la aplicación estaba en fase de desarrollo, se ha producido la incorporación espontánea de grupos de usuarios como ilustradores, libreros, bibliotecarios o blogueros de una forma viral que se ha extendido al continente americano.

Actualmente se están formándose grupos de debate -llamados tertulias- sobre temas concretos (ilustración, literatura de viajes o de promoción de la lectura para familias o clubes de lectura virtuales).

La Fundación Sánchez Ruipérez concluye que la apuesta de Lectyo.com es hacer convivir lo profesional con la pasión por los libros y lo más serio con lo distendido.

sc

Fuente: El Universal

Ezra Pound

Imagen

Poeta, ensayista, músico y crítico estadounidense perteneciente a la Lost Generation —«Generación perdida»— que predicó fogosamente el rescate de la poesía antigua para ponerla al servicio de una concepción moderna, conceptual y al mismo tiempo fragmentaria.

Su obra monumental, los Cantos, o Cantares, le llevaron gran parte de su vida. El crítico Hugh Kenner dijo tras encontrarse con Pound: «He tomado de repente conciencia de que estaba en el centro del modernismo».

Pound fue un ferviente seguidor de Benito Mussolini y fue criticado por su antisemitismo. Su compromiso con Mussolini le significó ser condenado en 1945.

La poesía de Pound cita y hace referencias a Homero, Confucio y Dante; aborda las mitologías y teorías económicas, así como muchos hechos históricos, e incluye palabras en griego y latín e ideogramas chinos, en un descomunal intento de construir una visión caleidoscópica de la historia y la cultura.

Sus escritos ensayísticos, agrupados en El ABC de la lectura y en Cómo leer, entre otros, son elegantes y contundentes, crudos y ásperos, sutiles y dialécticos, pero nunca interrogativos. Abogó con ímpetu de propagandista por una poesía «pegada al hueso», es decir, libre de adornos, a los que llamaba «fiorituras», en un símil con la música. Estableció un itinerario de lecturas para quien quisiera comprender la poesía, a la que consideraba un arte en progreso. La lista de sus preferencias excluye notoriamente a Shakespeare, al barroco español y al romanticismo. Esta arbitrariedad tiene que ver, sin embargo, con su concepción acerca de cuál era el objetivo hacia el que la poesía marchaba a través de los siglos. Su idea de la fioritura parece incluir que esa forma corresponde a la efusión sentimental desmedida, a la que también rechazaba.

Debido a sus opiniones políticas, Pound fue muy criticado en la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, es casi imposible olvidar el papel central que desempeñó en la revolución poética de su tiempo: fue uno de los primeros poetas en emplear con éxito el verso libre en composiciones extensas. The Cantos sirvió como piedra de toque para Allen Ginsberg y el resto de la Generación Beat.

Hay críticos que consideran que casi cualquier poeta experimental inglés de comienzos de siglo está en deuda con Pound.

Como crítico, redactor o promotor ayudó a Yeats, Eliot, Joyce, Wyndham Lewis, Robert Fost, William Carlos Williams, H.D., Marianne Moore, Ernest Hemingway, D. H. Lawrence, Louis Zukofsky, Basil Bunting, George Oppen, Charles Olson, entre otros.

Como traductor, aunque su conocimiento de las lenguas es discutible, Pound hizo mucho para llevar la poesía provenzal y china al público de habla inglesa. También tradujo, defendió y consiguió que se mantuvieran vivas —al menos para los poetas— las obras clásicas griegas, latinas y anglosajonas.

En España es muy perceptible su huella en no pocos novísimos y en buena parte de los poetas posteriores a ellos.

                   Sabiduría antigua, algo cósmica
                        So-Shu soñó,
                        Y habiendo soñado que era un pájaro, una abeja y una mariposa,
                       Quedó incierto de por qué debía tratar de sentirse otra cosa,
                       De ahí su contento.

 

Ts’ai Ch’ih.
Los pétalos caen en la fuente,
Los anaranjados pétalos de rosa,
Su ocre se pega a la piedra.

 Alba

Fresca cómo los pálidos pétalos húmedos
Del lirio del valle
Duerme a mi lado en la alborada.

Epigrama
Ah, sí, cantos míos, resucitemos
El excelente vocablo Rusticus
Para aplicarlo con todo su oprobio
A quienes se aplica.

Ritornello l

Imagen

A veces, le pido a gritos                                a la soledad
                             
                                    que me abandone
             
                                                                       para volverte
                                                                                                      a encontrar.
                                                                                                   
                                                                              HM

El Intérprete de Sueños

jhumpa-lahiri-interprete-de-emociones_mla-f-2839806030_062012

Título: El Intérprete de Emociones

Titulo Original: The Interpreter of Maladies

ISBN: 84-8453-020-5

Ediciones del Bronce

250 páginas

Mayo 2000

Argentina.

El intérprete de sueños es una serie de historias sobre familias, parejas e individuos que transcurren entre la India, Europa y Estados Unidos reflejando la realidad del indiano como inmigrante y su adaptación a marcos culturales distintos a la idiosincrasia milenaria que llevan a cuestas, sus soledades, sus sueños y luchas e incluso sus frustraciones. Esta serie de relatos cortos es una obra completa, viva y envolvente salida de la pluma de Lahiri.

Con una mirada irónica y penetrante, la autora concilia las tradiciones más relevantes de sus ancestros y el desconcierto de sus nuevas realidades en occidente.

Galardonado con el  Premio Pulitzer del año 2000 esta obra vale la pena leerla y asignarle un lugar en nuestras bibliotecas.

Emilia Ferreiro: Si los docentes no leen son incapaces de transmitir el placer de la lectura.

 708179_634272294230260574
La educadora argentina que revolucionó la lectoescritura asegura que si los docentes no leen son incapaces de transmitir placer por la lectura. Dice que todos los chicos pueden aprender si los maestros se lo proponen. Para la investigadora, la escuela es muy resistente a los cambios porque siguen instaladas viejas ideas.
 
Entrevista por Mariana Otero
 
Emilia Ferreiro casi no necesita presentación. Para el mundo de la educación es un referente indiscutible, que revolucionó la enseñanza de la lectoescritura y que realizó numerosos aportes a la alfabetización en el mundo.
Es argentina, pero está radicada en México desde hace más de dos décadas. Su tesis de doctorado fue dirigida por Jean Piaget en la Universidad de Ginebra. Hace años que recorre América y Europa dando conferencias y capacitaciones a docentes; es autora de innumerables artículos científicos y libros y fue reconocida varias veces como doctora honoris causa por diversas universidades, entre ellas la Universidad Nacional de Córdoba (1999).
La investigadora del Centro de Investigación de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional de México estuvo en Córdoba invitada por la Facultad de Psicología de la UNC. En diálogo con La Voz del Interior , aseguró que el docente no puede seguir haciendo tareas burocráticas, que debe profesionalizarse, que todos los chicos pueden aprender si tienen un maestro que crea que pueden lograrlo y que la escuela se resiste a los cambios que no genera ella misma. A continuación, un extracto de una larga charla.
 
–¿Qué puede hacer la escuela para evitar el fracaso escolar?
–El fracaso escolar tiene varias caras (…) Voy a hablar de los aprendizajes vinculados con la lengua. La alfabetización inicial o tiene lugar en los primeros años de la primaria o es un déficit que se arrastra muy mal. Incluso en casos donde no hay percepción de fracaso puede haber fracaso con respecto a lo que significa alfabetizar. Hoy nadie puede considerarse alfabetizado si está en situación de comprender mensajes simples, saber firmar o leer libros con léxico y sintaxis simplificada. Desde finales del siglo XX estamos asistiendo a una revolución en la que la digitalización de la información es parte de la vida cotidiana y la escuela ni se ha dado cuenta. Entonces sigue preparando para leer un conjunto limitadísimo de textos, sigue haciendo una alfabetización para el pizarrón. Trabajar con la diversidad de textos y alfabetizar con confianza y sin temor a circular a través de los múltiples tipos de textos y de soportes textuales del mundo contemporáneo es indispensable.
 
–¿Se puede decir que la escuela sigue siendo demasiado conservadora para niños de la era tecnológica?
–El sistema escolar es de evolución muy lenta. Históricamente ha sido muy poco permeable a cambios que la afectaban. Dos ejemplos: cuando apareció la birome, la primera reacción del sistema educativo fue “eso no va a entrar acá porque arruina la letra”, y la escuela le hizo la guerra a ese instrumento: una guerra perdida de antemano (…) Lo mismo hizo cuando aparecieron las calculadoras de bolsillo y dijeron “eso va a arruinar el cálculo escolar y no van a entrar”. Y entraron con muchas dificultades, hasta que en algunos lugares descubrieron que podía hacerse un uso inteligente de la máquina de calcular. En ese contexto hay que ubicarse. La institución escolar siempre ha sido muy resistente a las novedades que no fueron generadas por ella.
–Ahora se resiste a la computadora.
–Es una tecnología de escritura y tiene ventajas innegables para la enseñanza. La primera reacción es de desconfianza. El primer acto reflejo es que si nos traen una, la ponemos con llave.
 
–¿Se puede alfabetizar igual en diferentes contextos sociales y culturales y con recursos distintos?
–Hay cosas que van a ser iguales y otras que son necesariamente distintas. Algo que les digo siempre a los maestros es: “¿Usted no sabe qué hacer el primer día? Lea en voz alta”. La experiencia de escuchar leer en voz alta no es una experiencia de todos los chicos antes de entrar a la escuela y es crucial para entender ese mundo insólito que tiene que ver con que hay estas patitas de araña (muestra las letras) en una hoja y que suscitan lengua.
–Es otra forma de enseñar a leer y escribir…
 
–Más que empezar con la pregunta típica de cómo hago para enseñar a leer y escribir, primero hay que enseñar algo acerca de lo que es la escritura y para qué sirve. El maestro tiene que comportarse como lector, como alguien que ya posee la escritura. La gran diferencia entre los chicos que han tenido libros y lectores a su alrededor y los que no los han tenido es que no tienen la menor idea del misterio que hay ahí adentro. Más que una maestra que empieza a enseñar, necesitan una maestra que les muestre qué quiere decir saber leer y escribir. Cuanta menos inmersión haya tenido antes, más hay que darle al inicio.
 
–¿El docente es consciente de que esta es una buena manera de enseñar a leer y escribir? Hay investigaciones que dicen que los maestros no leen.
–Ese es uno de los dramas del asunto porque se habla mucho del placer de la lectura, pero ¿cómo se transmite ese placer si el maestro nunca sintió ese placer porque leyó nada más que instrucciones oficiales, libros de “cómo hacer para”, leyó lo menos posible. Es muy difícil que ese maestro pueda transmitir un placer que nunca sintió y un interés por algo en lo que nunca se interesó. En toda América latina el reclutamiento de maestros viene de las capas menos favorecidas de la población. En muchos casos no hay aspiración a ser maestro. Y en ese sentido cambió, pasó de ser una profesión de alto prestigio social a una con relativo bajo prestigio social.
 
–¿Cuánto influye eso en la alfabetización de los niños?
–Mucho, porque si alguien está haciendo lo que hace porque no pudo hacer más, se va a sentir frustrado; y la frustración profesional no ayuda al ejercicio profesional. 
 
Una escuela vieja. –¿Se avanzó en el modo de alfabetizar?
–Hay una visión muy instrumentalista que piensa lo mismo desde hace tantas décadas que da hasta lástima decirlo. Dice: “Primero vas a aprender la mecánica de las correspondencias grafofónicas y para eso mejor que ni pienses porque es un ejercicio mecánico de asociación de correspondencias. Después vas a aprender de corrido, y después vas a entender lo que estás leyendo y después, quizá, te venga esa cosa desde algún milagro llamada placer por la lectura”. En realidad, el placer por la lectura entre los chicos que tienen lectores a su alrededor es lo primero que se instala (…) Es lo primero, no lo último.
 
–Esta tendencia del placer antes que lo instrumental no está en práctica; seguimos con las viejas teorías. ¿Cómo se revierte eso?
–No es fácil. Lo que no consigo es que me den la lógica de la visión opuesta. Por ese lado hice investigaciones que revelan que los chicos piensan sobre la escritura antes y que lo que piensan es relevante y que es bueno tenerlo en cuenta.
 
–¿Sigue en vigencia esa idea de que el maestro es la autoridad que les enseña a niñitos que no saben nada?
–Siguen instaladas viejas ideas que son parte de la lentitud del sistema para reaccionar. A veces con el razonamiento de que si siempre se hizo así para qué cambiar (…) Una de las tendencias es regalarle el fracaso a la familia o al niño y no asumir la responsabilidad de que todos los chicos pueden aprender y deben aprender. Andan buscando desde antes que empiece el año escolar quiénes van a repetir o quiénes son los disléxicos o los que tienen alguna patología por la cual la cosa no va a andar. Y realmente todo cambia muy fuerte cuando el maestro dice “aquí no va a haber repetidores” y cuando asume desde el inicio que “aquí van a aprender todos”. Eso exige un involucramiento fuerte del maestro con el aprendizaje; ahí entramos en otra vertiente, en la que el oficio del maestro se ha ido burocratizando cada vez más y desprofesionalizando al mismo tiempo. Recibe instrucciones y las ejecuta: esa es la definición de un burócrata. En tanto, el profesional es el que sabe lo que está haciendo, por qué lo está haciendo y tiene una racionalidad y una especificidad que puede defender profesionalmente.
 
–¿Cómo se hace para sacar adelante a niños que concurren a escuelas donde hay un libro cada 40 alumnos, sin biblioteca ni computadora y el docente, además, atiende situaciones familiares, psicológicas?
–Enseñar a leer y escribir bajo los bombardeos es difícil. Cuando un maestro está convencido de que puede hacer algo termina descubriendo la manera de hacerlo, y si deja que el malestar general lo apabulle no va a poder hacer nada. Si acepta estar ahí es porque cree que algo puede hacer. Si forma parte de la desesperación colectiva, si se deprime junto con el ambiente, no va a poder hacer nada. Pero hay maestros creativos que consiguen llevar adelante algo que da esperanza… El maestro tiene que decir “aprender es posible”, como el médico decir “la salud es posible”. 

Otra Escuela es Posible